Los datos de ocupación hotelera de la segunda quincena de mayo rozan la normalidad de 2019

La Costa Blanca y Valencia superan ya en ocupación los datos de mayo 2019 y Benidorm se queda a 1,5 puntos del ‘sorpasso’.


Castellón crece en ocupación y encara el inicio del verano con buenas perspectivas.

Los datos de ocupación hotelera empieza a encarrilar datos cercanos a la ansiada normalidad. Y es que se nota y mucho que los viajes continúan siendo gasto preferente de los ciudadanos españoles y europeos, que desafían guerras, gasolinas y al IPC, y que apuestan por los destinos turísticos de la Comunidad Valenciana. 

Y es que el ‘sorpasso’ a los datos de 2019 está casi al alcance de la mano: destinos como Costa Blanca (sin incluir Benidorm) o Valencia ya han registrado durante la segunda quincena de mayo mejores datos de ocupación que este mismo periodo de 2019. Y Benidorm se queda a 1,5 puntos de este objetivo.  Castellón, por su parte, continúa con su crecimiento continuo para encarar el grueso de la temporada alta. 

Los turistas extranjeros vuelven a funcionar como un reloj: más del 58% en Benidorm, 45% en Valencia y 42% en el resto de la Costa Blanca.

Y los británicos se dejan notar en el puente del Jubileo de la Reina: un 46,2% de los turistas en Benidorm proceden del Reino Unido, mientras que en la Costa Blanca han crecido hasta el 13% y en los hoteles de Valencia empatan al 5,6% con alemanes como primer mercado de origen internacional. 

Las previsiones para la primera quincena de junio mantienen estas tendencias de crecimiento. El sector trabaja muy duro en un escenario económico adverso para conseguir estos resultados. Todas las campañas de promoción tanto a nivel nacional como internacional que HOSBEC ejecuta en el marco de los convenios de colaboración tanto con Turisme Comunitat Valenciana como con Patronato de Turismo Costa Blanca están en marcha y ya se empiezan a recoger los frutos. 

BENIDORM

La segunda quincena del mes de mayo deja en el destino de Benidorm una media de ocupación hotelera del 83,6%, lo que supone un importante incremento de 9,1 puntos porcentuales respecto a la quincena anterior (consulte la evolución semanal de la ocupación hotelera en el gráfico de barras del informe). Con este dato se pone el broche a un mes de mayo con una ocupación media de 79,1% frente al 83,2% alcanzado en 2019

Durante el periodo estudiado, el turismo doméstico (41,6%) mantiene su peso uno de los principales mercados emisores del destino. Dentro del mercado internacional, el turista británico se consolida como principal mercado emisor (46,2%), llegando a superar al mercado nacional. Le siguen a larga distancia los mercados belga y neerlandés con un 2,7% en ambos casos. Por último, encontramos al mercado irlandés con una representatividad del 1,5%. El resto de mercados presentan cuotas más bajas siempre por debajo del 1%.

En cuanto a la previsión para la 1ª quincena del mes de junio, se espera un 79,2% de ocupación media. Registro que puede verse alterado con las reservas y/o cancelaciones de última hora. Además, esta próxima quincena se esperan nuevas aperturas de aquellos establecimientos que todavía permanecían cerrados por temporada o reformas.