El Imserso se burla de los hoteles incumpliendo el precio mínimo de licitación sobre el que se diseño el pliego de condiciones

El sector se siente engañado al recibir los contratos que ofrecen precios muy por debajo de los 25€ de base sobre los que se autorizó la licitación.

benidorm panorámica
Fotografía cedida por Mario Ortiz

«Es indignante que se realice una adjudicación con una baja de 20 millones de euros y sean los hoteleros los que tengan que pagar esta fiesta. Si sobran 20 millones, significa que existe colchón para mejorar la miseria hotelera y tenemos un gobierno que no quiere hacerlo» ha informado el presidente de HOSBEC

El sector hotelero vuelve a salir maltratado y humillado una vez más de un programa de vacaciones de mayores del IMSERDO que está siendo un desastre en su gestión desde el primer momento. No sólo el Imserso y sus responsables han desoído cualquier reinvindicación del sector, legítimamente y económicamente argumentada, sino que también hicieron oídos sordos a los consejos que los empresarios pusieron encima de la mesa sobre plazos y diligencia en la licitación en base a las experiencias anteriores.. 

El resultado ha sido que el programa no ha podido comenzar a operar en el plazo habitual (comercialización para el 15 de septiembre y entrada de clientes para el 15 de octubre) y no se esperan que los primeros clientes puedan llegar antes de finales de febrero, con lo que se acumulará un retraso de cuatro meses sobre el calendario que varias ministras, entre ellas la de Derechos Sociales, Ione Belarra y la de Turismo, Reyes Maroto, anunciaron y aseguraron públicamente.

Pero es que la realidad ha devuelto de nuevo una bofetada al sector hotelero: frente a un precio por persona y día que el pliego de condiciones estableció en un mínimo de 25 euros, los departamentos comerciales y de contratación se están encontrando con propuestas de contrato de las diferentes adjudicatarias con precios muy por debajo de esta cantidad: dependiendo de la zona y la categoría del hotel se están ofreciendo contratos a partir de febrero con un precio que oscila entre 22,50 y 23,50. Si quitamos el IVA de estos precios, el hotelero percibiría un neto entre 21 y 22 euros por cada turista, en hotel de 3 o 4 estrellas, y dentro de este precio se debe incluir alojamiento, pensión completa, vino y agua, animación, calefacción, wifi gratis, y todos los servicios que preste el hotel.

Los empresarios hoteleros no han tardado en mostrar su indignación por este nuevo maltrato y engaño al que se ven sometidos. Sobre todo teniendo en cuenta que las ofertas que han resultado ganadoras se han hecho con precios muy a la baja, rebajando en 20 millones de euros el precio de salida. Si sobran 20 millones significa que existía un marco más que apto para mejorar la retribución hotelera como viene pidiendo el sector desde hace varios años. Y lo más sorprendente de todo es que el propio Gobierno ha engañado a los empresarios, anunciando una mejora del precio y fijándolo en 25 euros (todavía por debajo del precio de coste) para que la realidad vuelva a ser un jarro de agua fría.

El presidente de HOSBEC ha manifestado que «es indignante que se realice una adjudicación con una baja de 20 millones de euros y sean los hoteleros los que tengan que pagar esta fiesta. Si sobran 20 millones, significa que existe colchón para mejorar la miseria hotelera y tenemos un Gobierno que no quiere hacerlo»Se están acumulando muchas circunstancias desfavorables que no invitan a sumarse al Imserso: retrasos que obligan a los hoteles a cerrar y presentar nuevos ERTES, precio de miseria incluso por debajo de lo que se paga en un hospital público por la manutención de cada enfermo, no poder tener clientes durante la temporada baja sino que ya vendrían de cara a la primavera, incremento desproporcionado de costes energéticos, materias primas y alimentación … todo ello está haciendo que muchos empresarios se estén pensando seriamente firmar contratos y estén haciendo muchos números para intentar cuadrar unas cuentas que se miren por donde se miren siempre arrojan un resultado en rojo, a pérdidas. 

«El Gobierno ha herido de muerte a este programa, ha humillado a las empresas y ha abandonado a los mayores que tenían la ilusión de viajar después de todo el sufrimiento que la pandemia les está causante. Ahora sólo nos queda que alguien sea capaz de recapacitar, de asumir la responsabilidad y de empezar a trabajar ya en un diseño de nuevo pliego que subsane todos los errores cometidos y que pueda comenzar en la temporada 22-23. Una o dos prórrogas en estas condiciones serán completamente inasumibles para el sector«. 
El día 11 de junio de 2021 el IMSERSO presentó una MEMORIA PARA ELEVAR A ACUERDO DE CONSEJO DE MINISTROS LA AUTORIZACIÓN PARA LA CONTRATACIÓN, POR PROCEDIMIENTO ABIERTO Y TRAMITACIÓN ORDINARIA, DE LOS SERVICIOS DE ORGANIZACIÓN, GESTIÓN Y EJECUCIÓN DEL PROGRAMA DE TURISMO SOCIAL PARA PERSONAS MAYORES Y PARA EL MANTENIMIENTO DEL EMPLEO EN ZONAS TURÍSTICAS.

En la página 5 de dicha Memoria se establece lo siguiente:

 Este documento fue aprobado en Consejo de Ministros pero todo se queda en agua de borrajas; la realidad es que el IMSERSO ha incumplido todos los parámetros de este informe; ni el precio hotelero se ha eleveado a 25 euros ni el programa va a permitir la continuidad de la actividad hotelera a lo largo de todo el año.