El Pleno da luz verde la Cuenta General de 2020 para su remisión al Ministerio

pleno 11-11

La Corporación aprueba una declaración institucional por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

El pleno del Ayuntamiento de Benidorm ha aprobado hoy, en sesión extraordinaria y urgente y con el voto favorable del gobierno local, la Cuenta General del ejercicio presupuestario 2020, que ahora será remitida al Ministerio de Hacienda y Función Pública, según ha informado hoy la concejal de Hacienda, Aída García Mayor. El acuerdo de aprobación llega después de que el documento fuera dictaminado positivamente por la Comisión Especial de Cuentas y no haya recibido alegaciones durante el periodo de exposición pública.

Como ya se trasladó el pasado mes de octubre, la Cuenta General de 2020 arroja un resultado positivo de 10.562.603,38 euros, a pesar del descenso de ingresos y el incremento de gastos en un año marcado por la pandemia del coronavirus.

En la misma sesión, por unanimidad se ha aprobado la declaración institucional con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se conmemora el próximo 25 de noviembre, y en la que el Ayuntamiento ha ratificado su compromiso con el Pacto de Estado contra la Violencia de Género. Un Pacto de Estado en el que es necesario “continuar avanzando en su desarrollo”.

En la misma declaración, el Ayuntamiento reconoce “la gravedad de la violencia machista con un problema político de primer orden, de salud pública y como un grave atentado a los Derechos Humanos”. Asimismo, alerta “sobre el aumento de la asesinatos machistas” y manifiesta su “preocupación ante la violencia vicaria y ante el desamparo que sufren los huérfanos y huérfanas”, al tiempo que condena “los abusos sexuales a las menores” ocurridos en la Comunidad Valenciana.

Tras recodar que “la igualdad de género y los derechos de las mujeres” son “clave” para garantizar “la recuperación social y económica de todas las personas”, el Ayuntamiento de Benidorm defiende “la necesidad de promover acciones globales consensuadas”, de implementar “proyectos y programas locales que garanticen la igualdad de género en el empleo y el apoyo al espíritu empresarial de las mujeres” para “preservar su independencia económica y prevenir la violencia de género”.

Por último, la declaración manifiesta la “preocupación” municipal “por las altas tasas de empleo temporal de las mujeres” que, junto a la destrucción y caída del empleo, “advierten de un peligroso aumento de la brecha salarial”.