El Calvari estrena alumbrado, cofinanciado con fondos europeos y que supondrá un ahorro energético de hasta el 79%

El Ayuntamiento de Benidorm inicia la instalación de las nuevas luminarias, incluidas en la 1ª fase del proyecto de Eficiencia Energética y que llegará a más de la mitad del alumbrado de la ciudad

Inicio proyecto IDAE Eficiencia Energética zona Centro

Esta fase supone una inversión de más de 2 millones de euros y actuará sobre 2.517 puntos de luz y 54 cuadros de mando
El IDAE subvenciona la mitad del proyecto

 

El Ayuntamiento de Benidorm ha iniciado en el barrio de El Calvari la implantación del proyecto de Eficiencia Energética, financiado con fondos europeos, que llegará a la mitad del alumbrado de la ciudad y que supondrá un ahorro energético de hasta el 79%. El alcalde, Toni Pérez, ha informado que “este gran proyecto, que nos permite avanzar en sostenibilidad y en el cumplimiento de la Agenda 2030, va a permitir renovar y actuar en más de la mitad del alumbrado de la ciudad y se divide en tres fases, que se van a desarrollar hasta 2023”. 

Esta fase inicial “se centra en la zona Centro y se ha iniciado en el barrio de El Calvari, al que seguirán el Casco Antiguo, su Ensanche y los barrios de Foietes-Colonia Madrid e Imalsa-Els Tolls”. Toni Pérez ha indicado que “las nuevas luminarias fernandinas, de tipo ‘led’ y por tanto más eficientes, ya están instaladas en las calles San Roque y La Palma y en las próximas semanas llegarán al resto de calles del barrio; un modelo que también se empleará en el Casco Antiguo”. Según el calendario del proyecto, la primera fase se completará en un plazo de seis meses. 

Toni Pérez ha recordado que el proyecto global de Eficiencia Energética, para el suministro e instalación de luminarias ‘led’ y su regulación y control, supone una inversión de 6.014.578,57 euros, de los cuales algo más de 2 millones se van a destinar a esta primera fase, adjudicada a SICE. Una inversión que se financia al 50% por el Ayuntamiento y por el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (IDAE), que ha concedido a Benidorm una subvención para el desarrollo del proyecto de 3.007.289,28 euros procedentes de fondos europeos. 

El proyecto prevé actuar en 7.808 puntos de luz de los 14.343 que hay en el municipio, el 54,44% del alumbrado municipal, y llegar a todos los barrios. A la vista de estas cifras, el alcalde ha recalcado que “se trata del proyecto de alumbrado y energía más importante en la historia de la ciudad, comparativamente, por el número de puntos de luz e intervenciones que se van a realizar”.

En esta primera fase, la de la zona Centro, se actuará sobre 2.517 puntos de luz y 54 centros de mando. Se renueva así el 73,81% de los 3.410 puntos de luz de la zona, reduciéndose la potencia instalada de 441,20 kW a 119,53 kW. Una reducción que “implicará un beneficio económico y social e indudablemente medioambiental, ya que se minorarán de forma exponencial las emisiones de CO2”. 

Una vez completada la primera fase, en 2022 se realizarán los trabajos previstos en la segunda, con una inversión estimada de 3,5 millones de euros. El resto de la inversión, correspondiente a la fase 3, se ejecutará en 2023.

Detalles del proyecto
Toni Pérez ha indicado que “las luminarias que se están instalando ya “además de ser mucho más eficientes que las actuales, están dotadas de un sistema que permite encender, apagar o regular el flujo luminoso de forma individual o conjunta en función de los diferentes horarios nocturnos y tipos de vías, ajustándose por tanto a las necesidades de la ciudad y la población”.

El alcalde ha precisado que en las sucesivas fases del proyecto se va a actuar en la primera línea de Levante y Poniente, en el Ensanche de Levante, Colonia Madrid, Casco Antiguo, zona Centro, Calvari, La Cala, Els Tolls, Rincón de Loix, los principales accesos a la ciudad, Salt de l’Aigua, Alfredo Corral, entorno de Vía Parque, Finca Barrina, Mercasa, Ciudad Deportiva Guillermo Amor y Parque de l’Aigüera, entre otros. 
“Con proyectos como éste –ha ahondado- seguimos apostando por la implantación de todos los avances tecnológicos que nos permitan ser cada día más eficientes y más respetuosos con el entorno, reduciendo las emisiones de CO2, en 2.422,78 toneladas anuales, y avanzando en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”. “Colocamos a las personas y su bienestar en el centro de la acción política, desarrollando actuaciones y proyectos que mejoren la calidad de vida de la ciudadanía, tanto residentes como turistas”, ha apostillado.