Los conciertos de la Unión Musical y la Rondalla de Pols i Pua de La Barqueta cierran la primera parte de la Semana Cultural de Festes

Fiestas

Los conciertos ofrecidos ayer por la Unión Musical de Benidorm y la Rondalla de Pols i Pua de l’Associación Cutlural i Recreativa La Barqueta cerraron la primera parte de las actividades previstas en la Semana Cultural de les Festes Majors Patronals. La Unión Musical, dirigida por Oswaldo Olmos, fue la última de las tres bandas de Benidorm en actuar dentro de la Semana Cultural, con un programa compuesto por pasodobles y fragmentos de zarzuelas. 

Al concierto, que se desarrolló en el auditorio Julio Iglesias del Parque de l’Aigüera, asistieron, entre otros, el alcalde, Toni Pérez; el concejal de Cultural, Jaime Jesús Pérez; miembros de la Corporación; las Reinas Mayor e Infantiles de les Festes Majors Patronals, Paula Pérez y Sofía Fuster; el presidente de la Comissió, Batiste Rostoll; y su homólogo de l’Associació de Penyes, Adrián Romero. 

El programa se inició con el pasodoble ‘Mi Barcelona’, al que siguieron ‘El bateo’, ‘Antología’, ‘La leyenda del beso’, ‘Aquarel•la Alicantina’ y ‘La canción del olvido’. Para la interpretación de esta última composición, el director solicitó la colaboración de la Reina Mayor y de la dama María Catalá, ambas integrantes de la banda de la Unión Musical.

Ya fuera del programa, y como cierre al concierto, se interpretó ‘Fiesta en Benidorm’, del ‘mestre’ Rafael Doménech, himno oficial de les Festes Majors Patronals. 

Posteriormente, pasadas las 20.00 horas, la parroquia de Sant Jaume i Santa Anna fue el escenario del recital de la Rondalla de La Barqueta, una de las últimas entidades culturales de Benidorm en recuperar su actividad tras la pandemia, y que estuvo acompañada por la Orquesta Batiste Mut de Campello. El grupo invitado se encargó de la primera parte del concierto; mientras que la Rondalla de La Barqueta le tomó el relevo para acabar actuando los dos grupos juntos en la tercera y última parte.