El pasodoble ‘Fiesta en Benidorm’, tras el volteo de campanas, saludó a los benidormenses en lo que sería el inicio de sus Fiestas Mayores Patronales

El Castillo y el Tossal lucen los colores azul y blanco de la Mare de Déu del Sofratge, la patrona; el lunes, el rojo de Sant Jaume, el patrón.

El pasodoble ‘Fiesta en Benidorm’, tras el volteo de campanas, saludó a los benidormenses en lo que sería el inicio de sus Fiestas Mayores Patro

El pasodoble “Fiesta en Benidorm” sonó hoy en las emisoras de radio locales y en la megafonía urbana por distintos puntos de la ciudad, a las 12’30h y tras el tradicional volteo de campanas, conmemorando que Benidorm, en condiciones normales, hubiera sido una explosión de alegría festera, al iniciarse sus Fiestas Mayores Patronales 2020 que la incidencia y recomendaciones frente al Covid han aconsejado suspender en cuanto a actos lúdicos y festivos.

En este mismo ideario, para mantener el espíritu de conmemoración festera de la ciudad, la iluminación artística que realza tanto el Castillo de Benidorm como el Tossal de la Cala lucirán estos días con los colores azul y blanco, en honor de la patrona, La Mare de Déu del Sofratge, con la excepción de la noche del lunes, que virará a rojo, en conmemoración del patrón Sant Jaume.

“Fiesta en Benidorm”, pasodoble del que es autor el maestro Rafael Doménech Pardo -quien durante 27 años llevó la batuta de la Unión Musical de Benidorm-, es, desde 2018, el Himno Oficial de las Fiestas Mayores de Benidorm y según el ranking de interpretaciones en fiestas populares de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) es, tras “Paquito ‘el Chocolatero’”, el más interpretado en verbenas y certámenes de bandas, habiendo alcanzado nivel internacional, con interpretaciones en Francia y Portugal, y llegado al cine.

En cuanto a las celebraciones de actos religiosos, estos se trasladan, por cuestiones de prevención, al Auditorio principal del Parque de l’Aigüera que -con controles de aforo y toma de temperatura, así como dispensadores de gel hidroalcohólico- dará cabida a las 400 personas que podrán asistir a las principales celebraciones en honor de la Mare de Déu del Sofratge y Sant Jaume Apòstol, que son quienes concitan los principales actos, a las que tradicionalmente se añaden los actos lúdicos y festivos de gran participación y éxito que en esta ocasión se han pospuesto.

En ambas celebraciones religiosas se tendrá un especial recuerdo para quienes víctimas de ella no han superado la pandemia.

Tanto el alcalde, Toni Pérez, como el concejal de Fiestas, Jesús Carrobles, han apelado a la responsabilidad de todos para evitar contactos innecesarios y minimizar el impacto de la Covid19, que está condicionando en los últimos meses nuestra vida habitual, actividades y celebraciones, animando a observar siempre las medidas preventivas sanitarias.

El montante económico que destina el Ayuntamiento de Benidorm para fiestas, con el beneplácito de todas las entidades festeras de Benidorm y especialmente de la Comisión de Fiestas Patronales y de la Asociación de Peñas, ha sido destinado al programa de ayudas a familias y a la actividad comercial y empresarial de los vecinos de Benidorm.