Terra Natura acoge un tegu blanco y negro de 1 metro abandonado en Valencia

Los herpetólogos del parque advierten que desde septiembre del año pasado se están produciendo más abandonos en este tipo de animales

Terra Natura Benidorm acoge a un ejemplar de tegu blanco y negro (Salvator merianae) que fue entregado por un particular en la puerta de una clínica veterinaria en Valencia. Los responsables de este centro se pusieron en contacto con el parque por su especialidad en la conservación de reptiles, para que pudieran atenderle y ofrecerle las condiciones adecuadas.

El lagarto mide un metro de longitud y se encuentra en buen estado de salud al ser supervisado por veterinarios de Terra Natura. Los herpetólogos del parque estiman su edad entre 5 a 7 años y advierten que desde septiembre del año pasado se están produciendo más abandonos en este tipo de animales.

El tegu blanco y negro es una especie de lagarto de la familia Teiidae. Destaca por ser capaz de controlar su temperatura interna en la temporada de apareamiento, siendo uno de los pocos reptiles actuales homeotermos que se conocen. Su área geográfica abarca gran variedad de hábitats desde tropicales y subtropicales hasta templados, desde el centro y sur del Brasil al sur del río Amazonas, a través del este de Bolivia, el centro y este del Paraguay, todo el territorio de Uruguay, y el nordeste y centro de Argentina.

A partir de este fin de semana, el tegu blanco y negro va a formar parte de la experiencia ‘Discovery Reptiles’ que se realiza en el interior del volcán gracias a que este animal presenta comportamientos muy aptos para ello, síntoma de que ha sido un animal bien cuidado y atendido. Esta experiencia permite acercar al público el conocimiento sobre diversas especies de reptiles y artrópodos, derribando algunos mitos que existen sobre estos animales. De una forma interactiva y lúdica, los herpetólogos del parque muestran las curiosidades de algunas especies y enseñarán a los visitantes cómo deben actuar si encuentran un reptil en la naturaleza.

Dentro de la experiencia, se enseña la rana toro de más de un kilo de peso que es considerada como una de las ranas más grandes que existen en el mundo. Tarántulas y otras arañas, pitones albinas, basiliscos de doble cresta, entre otras especies, formarán parte de esta iniciativa.

El tegu blanco y negro que se incorpora a ‘Discovery Reptiles’ puede alcanzar los 140 centímetros de longitud y se caracteriza por tener de 17 a 29 poros preanales y femorales. Su color base es el marrón negruzco con brillos azulados, complementado con varias bandas transversales compuestas por manchas blancas de diferente tamaño y que llegan hasta la punta de la cola. El hábitat de esta especie es variado, siendo su adaptabilidad grande comprendiendo: selvas húmedas tropicales, espacios abiertos como sabanas con arbustos espinosos, riveras de los ríos en la estepa de altura herbácea así como zonas costeras arenosas.