La Presidenta del Institute of Nautical Archaeology de la Universidad de Texas (EEUU), la Dra. Deborah N. Carlson, visita las instalaciones de Vilamuseu

El Institute of Nautical Archaeology (INA) es el centro más prestigioso del mundo en investigación de Arqueología náutica y subacuática.

La Doctora Carlson visitó el museo acompañada por los Dres. José Antonio Moya, profesor de la Universidad de Alicante y Antonio Espinosa, jefe del servicio Municipal de Arqueología de la Vila Joiosa y Director de Vilamuseu, ambos miembros del equipo directivo del proyecto Pecio Bou Ferrer.

La presidenta del INA ha querido conocer de primera mano los laboratorios y almacenes de Vilamuseu, que cuenta con una de las instalaciones más completas de investigación, conservación y restauración de material subacuático del Mediterráneo español. Igualmente se ha interesado por las exposiciones y las acciones de socialización y comunicación pública del proyecto, como las visitas guiadas subacuáticas.

La Dra. Carlson es arqueóloga clásica, especialista en comercio y navegación antigua en el Mediterráneo, y Profesora en el programa de Arqueología Náutica de la Texas A&M University. Desde 2011 es Presidenta del INA. Para la Vila Joiosa es un honor y una oportunidad recibir la visita de la Dra. Carlson a las instalaciones de Vilamuseu, que abre la puerta a posibles colaboraciones en el futuro entre ambas instituciones, centradas en el pecio Bou Ferrer, y contribuye a la difusión internacional del patrimonio arqueológico de la ciudad. 

El pecio Bou Ferrer es actualmente uno de los yacimientos arqueológicos subacuáticos más relevantes y famosos del panorama internacional. Fue el primero declarado bien de interés cultural en la Comunidad Valenciana y uno de los primeros siete lugares incluidos por UNESCO en su nuevo registro mundial de Mejores Prácticas en Patrimonio Cultural Subacuático en 2017.

Se trata de la mayor nave de la Antigüedad en proceso de excavación en el Mediterráneo, con 30 metros de eslora. Se hundió a 26 metros de profundidad cuando transportaba un cargamento de 3000 ánforas de salsa de pescado y lingotes de plomo propiedad del emperador Nerón en el año 67 o 68 d. C., mientras intentaba alcanzar la playa de la ciudad romana de Allon (la Vila Joiosa) al tener algún daño grave en su estructura. Desde 2012 un proyecto liderado por la Dirección general de Cultura y Patrimonio de la Generalitat Valenciana con la participación del Ayuntamiento de la Vila Joiosa, la Fundación general de la Universidad de Alicante y el Club Náutico de la Vila desarrolla los trabajos de investigación, conservación y divulgación de este extraordinario yacimiento.