La Concejalía de Urbanismo de Altea inicia las obras de adecuación y accesibilidad del Poador de Pontet

Urbanismo inicia las obras de adecuación y accesibilidad del Poador de Pontet

La Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Altea ha iniciado las obras de adecuación y accesibilidad del Poador del Pontet con el objetivo de poner en valor este importante yacimiento arqueológico convirtiéndolo en un lugar visitable y de divulgación gracias a la puesta en marcha de un centro de interpretación.

“El importante valor arqueológico y etnográfico de este lugar ha de ser conocido y visitado por todo el mundo, para ello era imprescindible adecuar la zona, mejorando su accesibilidad y añadir componentes museísticos. La creación de un centro de interpretación permitirá la divulgación de los restos arqueológicos”, ha comentado Jose Orozco, concejal de Urbanismo.

El Poador del Pontet, además de ser un yacimiento arqueológico en activo desde 2015, donde se han desarrollado varias campañas de excavación arqueológica dirigidas por Juanvi Martín y Pedro Jaime Zaragozí, es un espacio donde confluyen, desde hace más de tres siglos, toda una serie de infraestructuras relacionadas con el aprovechamiento, el uso y la gestión del agua. En la actualidad, buena parte de estas infraestructuras, como por ejemplo las acequias o los escurrideros, se encuentran camino del desuso.

Los trabajos tendrán como objetivo principal la creación de un centro de interpretación permanente que permita la divulgación de los restos arqueológicos, así como de la cultura tradicional del agua, la cual, con la presencia de infraestructuras centenarias como por ejemplo la Acequia Madre de la Reguera Mayor o del Escurridero de Pesssària, se encuentra ampliamente representada en este espacio.

El proyecto ha comenzado con el desbroce, la retirada de vegetación y la limpieza por completo de este espacio: incluyendo el lecho del barranco y del Escurridero, el yacimiento arqueológico y su entorno, y los accesos a la parcela. En la siguiente fase se emprenderán varias actuaciones para mejorar la accesibilidad y adecuar la delimitación de la parcela, donde se instalará una nueva puerta de acceso en el yacimiento arqueológico desde el aparcamiento de la Partida Poceta.

Las actuaciones concluirán con la instalación de varios elementos de carácter museístico como por ejemplo una serie de barandillas para delimitar el recorrido de las futuras zonas visitables en el interior de la parcela o como la instalación de elementos geotextiles y grabas para definir espacios y frenar a la vegada la proliferación de vegetación.

Estos trabajos, dado que se están desarrollando dentro de un área de vigilancia arqueológica, están sujetas a un seguimiento arqueológico que se está realizando bajo la dirección del arqueólogo Pedro Jaime Zaragozí. Las actuaciones tienen un plazo de ejecución de un mes, por lo que se estima que estarán concluidas a mediados del mes de diciembre.