Almudena nos habla de su abuelo José Pérez Barceló

Foto Banda

Hoy vamos a recordar a un hombre relevante en la historia reciente de Benidorm. Se trata de José Pérez Barceló. Su nieta, Almudena, nos ayudará a recordar su trayectoria. Buenos días, Almudena.

Almudena: Buenos días, Palazón.

Periodista: ¿Nos puedes hablar a grandes rasgos de la juventud y profesión de tu abuelo?

Almudena: Mi abuelo nació en Benidorm y aquí fue donde conoció a mi abuela, que venía de Madrid a veranear con su hermana. Aunque su principal oficio fue relojero, siempre le llamó mucho la atención todo lo relacionado con reparaciones y trabajos manuales. Le gustaba arreglar las cosas, ya fuera trabajar en el campo, reparar una televisión o la mecánica. Tuvo una tienda de electrodomésticos, fue técnico de televisores, vendió motos… en fin, tenía muchas inquietudes. También fue presidente de la Unión Deportiva Benidorm, socio fundador del Club Náutico… aunque estas facetas no son tan conocidas. Siempre estuvo comprometido con su pueblo, el deporte y la cultura, y en ello invertía su tiempo y esfuerzo.

Fotos iaio 2

Periodista: En la banda empezó tocando el trombón, ¿no? ¿Cuántos años estuvo de presidente de la Unión Musical de Benidorm?

Almudena: Efectivamente, era trombonista. No hace mucho tuve el placer de acudir a una charla muy interesante que ofreció Guillen Chiner, trabajador del archivo municipal y músico de la Unión Musical, sobre la banda de música y sus orígenes y recorrido y, en ella, comentaba que fue el presidente más longevo que ha tenido la entidad (unos 15 años). También fue durante esta etapa Vicepresidente de la Federación de Bandas.

Periodista: ¿Cuáles son los mayores logros que consiguió al frente de la entidad?

Fotos iaio banda

Almudena: En aquella época se consiguió llevar a la Unión Musical a lo más alto en el panorama bandístico: la banda acudió al Santiago Bernabéu para tocar ante su santidad el Papa Juan Pablo II, actuaron en París, para Televisión Española; y ganaron muchos certámenes y premios. Creo que los músicos de aquella época tienen todos estos acontecimientos marcados a fuego en su memoria. Otro logro la creación de la primera banda Juvenil de la historia. También fue un gran acierto cuando mi abuelo y el siguiente presidente, Jaume Antón, propusieron a Rafael Domenech Pardo, no solo como director de la Banda, sino como maestro de la entidad, el “mestre” de cientos de educandos: siempre lo recordaremos con cariño por sus enseñanzas y el trato tan cercano y familiar.

Periodista: El otro día, en un concierto de “L’Illa” escuché un pasodoble dedicado a su persona; asimismo hablaron de que el Ayuntamiento lo distinguió hace años poniendo su nombre al Conservatorio de Benidorm. ¿Qué otras distinciones o reconocimientos ha tenido durante su vida por parte de la banda, de instituciones, etc.?

Almudena: Así es. El Conservatorio se creó a raíz de una necesidad surgida de los músicos de la Banda. Por otra parte, mi abuelo es Presidente de Honor Vitalicio de la Unión Musical de Benidorm.

Periodista: ¿Algunos de sus hijos o nietos se ha dedicado a la música?

Almudena: Su hijo Vicente, mi padre, es profesor de oboe, compositor y director de banda. Cuando mi padre empezó a estudiar música, mi abuelo le dijo que tenía que tocar el oboe, porque solo había un oboe en la banda. Por aquel entonces siempre se tenía en cuenta las necesidades de la Entidad a la hora de elegir instrumento. Le llevaba a Valencia a dar clases con el maestro Salanova. Y de este modo surgió esa cuerda de oboes que ha ido perdurando en el tiempo, del que forman parte oboístas de renombre como José Antonio Gonzaga, que toca en la orquesta de Málaga, o tu hija Silvia, a la cual recuerdo con mucho cariño, ya que ella tocaba como oboe solista cuando yo entré en la Banda Sinfónica allá por el 98. ¡Y cómo tocaba! Y bueno, como acabo de adelantar, yo toco el oboe, aunque no de manera profesional, sino por afición en mi tiempo libre. Este año mis hijas han empezado a ir a música y apuntan maneras, así que tal vez continúe la saga, ¿quién sabe?

Fotos iaio con Anton

Periodista: ¿Crees que mucha gente se acuerda de tu abuelo? Me imagino que las personas mayores, sí, pero, ¿y los jóvenes?

Almudena: Si. Me consta que los mayores le recuerdan con mucha admiración y cariño, porque así me lo hacen saber siempre que existe oportunidad. Sienten mucha gratitud y cariño también por mi abuela que, aunque en segundo plano, siempre estaba ahí, por la banda. En aquella época no existían las facilidades y recursos de los que disponemos ahora, no existían subvenciones, no tenían local de ensayo… Mi abuela me contaba que la directiva se volcaba en la venta de lotería y otras acciones para poder conseguir dinero y tener recursos. Para este fin crearon de hecho la directiva de mujeres. Más adelante se compró el local por iniciativa privada. Costó sudor y lágrimas. Los jóvenes, en cambio, creo que no conocen mucho la historia de la Entidad y de los orígenes de la Unión Musical de Benidorm. Sí que es de sobra conocido el pasodoble de Bernabé Sanchís que lleva el nombre de mi abuelo su nombre y es muy tocado en toda la Comunidad Valenciana. 

 Periodista: Esta pregunta va dirigida a ti: ¿Cómo ves el panorama musical en Benidorm? ¿Se nota una evolución? ¿Es bueno o malo que existan tres bandas?

Almudena: Tengo que decir que personalmente me parece increíble que de aquella banda de un pueblo pequeño que era por aquel entonces nuestro Benidorm, hayan salido tantos músicos formados como para que a día de hoy tengamos tres bandas de la calidad que tenemos. Eso nunca puede ser negativo. Y más en los tiempos que corren con tantas distracciones que cuesta más que un niño o joven dedique su tiempo y esfuerzo a la música. Pero, por otro lado, es un hecho que si todos nos uniéramos en pro de la música y del pueblo, Benidorm no tendría tres grandes bandas, Benidorm tendría una Banda de tal prestigio como en su época de esplendor y se podrían lograr grandes cosas.

Fotos iaio Pérez Devesa

Periodista: Muchas gracias, Almudena, por tus declaraciones. ¿Deseas añadir algo más?

Almudena: Por mi parte, simplemente darte las gracias por la oportunidad de tener esta pequeña charla y recordar la figura de mi abuelo. Me gustaría recalcar que la banda no solo cumple una labor educativa, sino que también ha cumplido siempre una labor social, por lo que me parece importante hablar de ese sentimiento de banda, de pertenencia, de real compromiso, que existía en aquella época y que es tan necesario recuperar, tanto en el ámbito de la banda como en otros ámbitos culturales y sociales que nos unen y nos hacen mejores personas.