El Centro de Voluntariado Noruego de Alfaz recauda fondos para proyectos sociales con su rastro solidario

Recaudar fondos con los que ayudar a personas que lo necesitan. Ese es el principal objetivo del rastro solidario que, un año más, ha organizado el centro de voluntariado noruego Frivilligsentralen Costa Blanca Nord, que tiene su sede en l’Alfàs del Pi. Una actividad en la que donantes de toda la comarca colaboran aportando todo tipo de objetos que se ponen a la venta para lograr reunir fondos con los que prestar apoyo a personas en situación vulnerable.

El alcalde de l’Alfàs, Vicente Arques, y las concejalas de Residentes, Martine Mertens, y de Cooperación y Voluntariado, Isabel Muñoz, se acercaron el pasado sábado hasta la sede de Frivilligsentralen para visitar este rastro solidario que se celebra desde 2014.

Un pequeño mercado que alberga varios puestos de venta en los que se pueden encontrar todo tipo de objetos, desde moda a complementos, decoración, menaje e, incluso, gastronomía noruega.

Gracias a esta iniciativa, el voluntariado noruego recauda fondos con los que financiar los distintos proyectos sociales que se llevan a cabo desde esta entidad. Además, los objetos que no se venden, se donan a otras asociaciones y centros de voluntariado. Se trata, en definitiva, de colaborar y prestar ayuda a personas que lo necesitan.

Frivilligsentralen es el único centro de voluntariado subvencionado por el Gobierno noruego que existe fuera de su país. Con sede en l’Alfàs del Pi desde el año 2009, se trata de un centro perfectamente integrado en el municipio, con el que el consistorio alfasino mantiene una estrecha relación de colaboración, especialmente en iniciativas que tienen un trasfondo social.