Mercado Municipal de Benidorm

Benidorm intenta salvar el 'pero' del TSJ al exceso de plantas del mercado  apelando a que se necesitaba aparcamiento en la zona | Noticias La Marina  Plaza

Batiste Mas.- En el pleno del pasado 28 de junio se votó por unanimidad, (24 votos a favor por cero en contra, es decir con el beneplácito de toda la oposición presente), conceder hasta 2055 una decena (por el momento) de puestos desocupados del Mercado Municipal a una gran superficie alimentaria, eso sí, por valor de poco más de un millón de euros (hagan números por favor). Perdiéndose de esta manera una magnífica ocasión de afianzar el Mercado como tal.

El pasado septiembre se consumaba dicha operación y la empresa que actualmente regenta un gran supermercado en los sótanos del citado mercado se hacía con la concesión, empresa que naturalmente como competitiva que es, aspira siempre a “subir de nivel”.

Parece no importar que los mercados municipales de abastos se mantengan como el último bastión natural frente al avance, que desde hace algunas décadas experimentan las híper mega superficies alimentarias y las innumerables cadenas de supermercados que por doquier se multiplican, parece no importar que poco o nada sirvan estas a objetivos y beneficio de la población, parece no interesar que la alimentación natural y saludable, la vinculada a la agricultura, a la ganadería y a la pesca, todas de proximidad, esté al alcance y beneficio de todos.

Mercado municipal | Benidorm

Entiendo que de preguntar a un/a nutricionista donde adquirir los alimentos, la respuesta hubiese sido la de recomendar la compra en un mercado de abastos, en el ultramarinos, la verdulería o la pescadería del barrio, respuesta avalada por la frescura y la cercanía del producto, cercanía en el doble sentido, productos no solo frescos y del día, si no a menos de 5 o 10 minutos de casa y a pie. Respuesta semejante hubiesen encontrado los políticos de haber consultado a sus propios votantes.

El pasado 28 de junio era el momento y la ocasión de poner en marcha la ejecución de un plan que garantizara la continuidad e impulsara su viabilidad para siempre, y no de dejar al Mercado participado del interés privado, con el riesgo y las consecuencias que esto puede ocasionar.

No dudo de la buena disposición de este Ayuntamiento por cubrir las paradas desocupadas, es lamentable que las haya, pero también es evitable. Probablemente y solo con la suficiente voluntad, quizás hubiese bastado con facilitar las cosas a los emprendedores para lograr adjudicar esas paradas de manera que generasen empleo y oportunidades de negocio.

Los productores de proximidad junto con los productores ecológicos cada vez más en auge en nuestra comarca, podrían haber sido un obstáculo en el camino del Mercado hacía su desaparición. Un mercado ecológico y de productos de cercanía, aderezado y dinamizado con charlas sobre la buena alimentación, talleres de cocina saludable, alimentación de temporada, catas y actividades divulgativas para todas las edades, puede que hubiese allanado el camino hacia una perdurable y próspera vida para nuestro Mercado.

Consolidar este servicio que compagina tradición y modernidad con salud y buenos hábitos alimentarios, para así seguir cumpliendo (por muchos años) con su obligación de interés público y al interés público, debió ser el fruto de la votación del pleno del 28 de junio.