Entrevista a Igna Mari Martínez Seguí

20210726_112207

Esta semana el amigo Manuel Palazón entrevista a Igna Mari, una mujer relevante, conocida por mucha gente por su labor en la ciudad de Benidorm. Yo siempre la he relacionado con el coro parroquial y con laIiglesia de San Jaime y Santa Ana.

Periodista: Bienvenida.

Igna Mari: Gracias.

Periodista: ¿Nos puedes hablar de tu juventud: nacimiento, estudios, vida laboral…?

Igna Mari: Nací en Benidorm, hace 69 años, en la Plaza de San Jaime. Siempre he estado vinculada a la iglesia, quizá por influencia de mi madre; de la misma forma, siempre me he interesado por el canto; con decirte que, con cuatro añitos, hice mi primer solo en la iglesia cantando las “Llagas” a la Virgen de los Dolores… De estudios, solo tengo los primarios. He trabajado en tiendas, cuidando niños; cuando me casé me dediqué a mis hijos y, en la actualidad, a mis nietos.

Periodista: Por cierto, tu marido es Juan Calbo, colaborador de la iglesia, y persona muy relevante en Benidorm. Y tengo entendido que es uno de los cien personajes que salen en GENT DE BENIDORM.

Igna Mari: Así es. Y se lo merece. Es un hombre que ha hecho mucho por Benidorm. Y sigue haciendo.

Igna Mari

Periodista: Creo que eres camarera de la Virgen. ¿Nos puedes explicar en qué consiste ese honor?

Igna Mari: Es un honor muy grande. Lo soy desde 2014. Las camareras de la Virgen del Sufragio nos dedicamos a cuidar de la capilla, de limpiar, de recabar dinero cunado hace falta…

Igna Mari0002

Periodista: Según tengo entendido, eres una de las voces fundamentales en el coro parroquial, junto con Magdalena Simarro. ¿Cómo desarrolláis vuestra labor? También cantáis albaes, copletes, ¿no?

Igna Mari: Siempre he cantado en coros, desde pequeña. Ya de adulta, era integrante del Coro Parroquial, que se deshizo por falta de voces; y de pianista fijo. Después empecé a cantar en La Barqueta, desde que se fundó en 1985. A veces nos acompañan al piano Juan Antonio Espinosa, Rafa Doménech hijo… Cantamos en la iglesia, en la Ermita de Sanz, en la Alameda (para el Corpus), en la plaza de la iglesia (copletes) en la calle (albaes). Somos varias personas, pero las fijas, Magdalena Simarro y yo. Ah, y volvimos a establecer la fiesta de San Jaime, que la quitaron durante algunos años.

Igna Mari0001

Periodista: ¿Has tenido algún reconocimiento público por parte del ayuntamiento o de alguna asociación o cofradía?

Igna Mari: Exactamente, no. Aplausos y agradecimientos cuando fui mantenedora en 2010. Asimismo, las camareras de la Virgen, en 2018, hicimos el pregón de conjunto: Dolores Llinares pronunció el discurso y cada una de las camareras decíamos algo. Fue muy bonito. Me conformo con eso.

Periodista: ¿Has hecho también teatro?

Igna Mari: ¿Cómo no? En el grupo de La Barqueta, cuando estaba dirigida por ese gran hombre que fue Pepe Bayona. Hacíamos muchos sainetes en valenciano, como Nelo Bacora, El sacristà torero, etc. Nos lo pasábamos muy bien. Todavía, de vez en cuando, hay un teatro de ese tipo, para recaudar fotos en la partida del Almafrà, en la Ermita de Sanz. La tradición teatral, últimamente, la llevan grupos como Catarsis y Tossal; hacen un teatro más moderno, de autores consagrados; pero aquellos sainetes en valenciano tan graciosos han quedado en el olvido.

Igna Mari0003

Periodista: ¿A qué te dedicas en la actualidad?

Igna Mari: Sigo con mi afición de cantar, mientras tenga fuerzas para ello; de momento estoy bien de salud. Y, por supuesto, dedico mucho tiempo a estar con los nietos.

Periodista: ¿Algunos de tus hijos, o nietos, ha continuado con la tradición religiosa y la de cantar?

Igna Mari: No. Tengo dos hijos que tocan en la Unión Musical, uno el saxofón y otro el clarinete; pero en lo de cantar y en lo religioso, no han seguido mis aficiones.

Periodista: ¿Qué les dirías a los jóvenes de Benidorm, hombres y mujeres?

Igna Mari: Que continúen con las tradiciones del pueblo, que no las dejen perder nunca.

Periodista: Y de los inmigrantes, ¿qué me dices? ¿Se han integrado bien en nuestra ciudad?

Igna Mari: Unos, perfectamente; otros, no se integrarán nunca. Y te digo algo más: hay gente de Benidorm que tampoco se “integrará” nunca en su propia ciudad; creo que me entiendes.

Periodista: Claro que te entiendo. Igna Mari, gracias por tus palabras. Que tengas un buen verano.

Igna Mari: Igualmente.