Autocaravana Vivir: Ruta por España y Portugal (II)

Pues seguimos con el Cuaderno de Viajes del amigo Leopoldo, que está de Ruta por España y Portugal, dónde ya ha iniciado su viaje en tierras portuguesas.

Puede ser una imagen de playa, costa y cielo

EL ALGARVE, MI GRAN DESCUBRIMIENTO

Al mirar el calendario veo que toco el previsto ecuador de esta aventura tan JAPPI recorriendo España y Portugal en Autocaravana Vivir, doce días. Cuando consulto con mi memoria, las fotografías, los datos y los momentos vividos son tantos, que diría que hace mucho más. Supongo que eso será también lo que se conoce por vivir la vida… ¡¡de verdad!!

Puede ser una imagen de escultura, al aire libre y monumento

Viajar siempre ha sido un placer, hacerlo con la casa a cuestas es el ingrediente adecuado para una experiencia diferente. Si además el objetivo es dormir cada día en un lugar distinto y en el 90% de los casos, allí donde te lleve el imprevisible destino, la tensión que se añade es otra sensación que te recomiendo. Nada es perfecto, pero descubrir cada día el mundo de esta manera es, cuanto menos, apasionante. ¿Te ha pasado alguna vez no saber donde estás cuando te despiertas?

Puede ser una imagen de cielo

En un minuto, solucionado, pero que momento tan auténtico. Entré en Portugal el sábado al mediodía. Lo hice por Ayamonte y empecé entonces a descubrir el verdadero Algarve, no ese que mi subconsciente tenía empaquetado de forma tan errónea. Cuando escribo estas líneas desde Odeceixe, el último pueblecito de esta región, en la costa oeste junto al océano Atlántico, ya puedo decir algo más sobre lo vivido, ahora con conocimiento de causa.

Han sido algo más de 200 kilómetros descubriendo a cada paso que una región puede tener diferentes mundos en su interior. Mi ignorancia tenía ubicada el Algarve como una acotada zona con algunas bonitas playas. Nada más lejos de la realidad.

Puede ser una imagen de texto que dice "OMELETTE TORTILLA BURGERS AGUETTES BREAFAST HEEAB TOASTS ONLINE com SHOP portugal. ga Força Portugal"

Hay quien recomienda que cuando aquí se venga sea al menos con 10 días de tiempo, a lo que yo añado “acompañado”. Desde Vila Real de San Antonio hasta el cabo de San Vicente, puedes vivir sensaciones tan distintas como diferentes postales posee este paraíso en su interior. Nada tiene que ver la histórica Faro con la turística Albufeira, como tampoco Portimao, a mitad de camino entre gran ciudad y destino de sol y playa, con el atractivo y sugerente Lagos.

Puede ser una imagen de calle

Añadido especial sus más de 80 playas, o pueblos marineros como Salema. Incluso Sagres que con su fortaleza imperial, que traslada la mente a la época de las conquistas y batallas medievales, para terminar con la visita al cabo de San Vicente, ese punto en el que ya puedes decir que has pisado donde termina o empieza, la Europa continental por el suroeste.Sus vistas hacia el bravo e infinito océano Atlántico no tienen precio, como tampoco lo tienen los acantilados que recubren calas de ensueño y explican el porque de todo lo que aquí sucede.

Puede ser una imagen de al aire libre

Después de tres días que deberían haber sido diez, Autocaravana Vivir ha paseado el nombre y la imagen de Benidorm entre decenas de miles de turistas y portugueses invitándoles para que vengan cuando quieran.Ahora voy a visitar Odeceixe, seleccionado como uno de los siete pueblos más bonitos de Portugal. Mañana, emprendido el viaje dirección Norte hacia Setúbal, además de Lisboa, Cascais, Estoril… os contaré más. Una JAPPI EXPERIENCE auténtica.

DESDE EL ALGARVE HASTA NAZARÉ, PASANDO POR CASCAIS

jappi 10

Lo prometido es deuda y toca proseguir con el relato de esta aventura que, por momentos, me desvía de la realidad de los tiempos. Ya casi da igual donde esté, la magia que genera despertar sobre cuatro ruedas rodeado de un paisaje distinto cada día, es más que suficiente. Sólo así se comprende la vida nómada.

Gracias a experiencias como esta entiendes porque cada día más gente lo deja todo y decide vivir la única vida que tenemos.Y sí, paseé por Odeceixe, el último pueblito del Algarve, aunque por clima y paisaje, nada tiene que ver con el famoso sur portugués.

Fue despegar desde el Cabo de San Vicente dirección Norte pegado a la costa oeste de Portugal y empezar un nuevo viaje. Sigo viendo playas de ensueño al resguardo de acantilados imposibles, pero en el paisaje ya nada es igual, mucho más parecido ahora al bosque interior de la dehesa extremeña, no en vano al estar en el Alentejo, es como hacerlo en la comunidad española hermana.

jappi 11

Y si hablamos del clima, fue como pasar del sol a la luna. Llevo dos noches durmiendo tapado hasta las orejas. Odeceixe es bonito, pero no estaría ni entre los primeros mil pueblos con más encanto de España. Eso sí, la caminata de media hora entre su montaña y su mar, al más puro estilo Finestrat, es un espectáculo visual merecedor del más alto galardón. Llegar a su playa y pararte a disfrutar esa vista, lo compensa todo.

jappi 12

Carretera dirección Cascais, uno de eso lugares sumergidos en mi subconsciente que nunca había visitado. Perfecta mezcla del histórico glamour que atesoró mezclado con la más rabiosa modernidad. Ciudad de edificios llenos de encanto y misterio, en una urbe hiper limpia y muy turística. Bien vale una visita.Y así hasta Nazaré, desde donde escribo y voy a pasar la noche. Enclave subrayado a fuego en mi hoja de ruta al que volveré. Espectacular todo. No sólo la famosa playa con las olas más grandes del mundo, espectáculo que puedes ver sentado en su Faro, sino por el encanto de sus panorámicas mezclado con el ambiente de sus locales de gastronomía.

jappi 13

Las vistas de sus playas desde lo alto del acantilado es algo que tienes que ver por ti mismo. Sus dos cascos históricos, el del norte y el del sur, se mezclan con el olor y el sabor de ciudad viaje con raigambre napolitana entremezclada con la modernidad de sus gentes y comercios.

jappi 14

Seguimos en esta JAPPI EXPERIENCE de Autocaravana Vivir paseando el nombre de Benidorm por España y Portugal. Dos mil kilómetros ya…

GALICIA RECIBE LA JAPPI EXPERIENCE DE AUTOCARAVANA VIVIR

wp-1629493940914538530244705837481.jpg

Siete días y mil kilómetros después, vuelvo a pisar España. Entré en Portugal por Ayamonte en Huelva y salgo por A Guarda en Pontevedra. Todo el Algarve y toda la costa occidental han podido ver la JAPPI EXPERIENCE de Autocaravana Vivir paseando con orgullo el nombre de Benidorm.

Y aunque siete días son insignificantes para poder hablar con conocimiento de cualquier lugar, cuanto menos de un país, puedo decir que conozco un poquito mejor este pequeño pero gran país, tan cercano y tan distinto al nuestro. Sin duda volveré. Hay lugares como Peniche, Fátima o Braga, que se han quedado en el tintero, la ruta a de continuar.

Superadas ya las dos terceras partes de este viaje y con 2.400 kilómetros recorridos, al escribir me invade una sensación extraña. Recordar lo vivido en los dos últimos días me cuesta tanto como si hubiese sucedido hace bastante más. Las horas son tan intensas al viajar de esta manera que todo se percibe de manera muy distinta.

wp-16294939671698486511180647570005.jpg

En estas últimas 48 horas he cambiado mi rutina tanto como la hoja de ruta con la que salí de Benidorm. Mis caminatas matinales han pasado a ser de medio día, que unidas a las nocturnas para conocer mejor los destinos, superan la media de 20 kmts diarios gastando suela para mostrarte las mejores imágenes de cada destino. Salí de Nazaré bien temprano para llegar muy pronto a Figueira da Foz y desandar la ciudad cuando todavía se desperezaba y ver en primera fila la ribera del río Mondrego y sus cinco lagos.

De ahí, y siempre batallando con el Gps para no acabar metido en las insistentes autopistas portuguesas, caminito hacia Aveiro. Circular por las vías nacionales es de los mejores recuerdos de este viaje.

wp-16294939932679053335934949507552.jpg

Me esperaba la Venecia lusa, que como todas las ciudades del norte que he recorrido, atesoran cascos antiguos de vértigo. El de Aveiro además, lleno de música, magia y mucho ambiente veraniego.Noche fresca como todas desde que abandoné el Algarve y de nuevo en marcha hacia el tramo final del norte de Portugal, haciendo escala en Viana do Castelo, que celebrando sus fiestas Patronales, me sorprendió con sus estrechas calles llenas de puestos de venta, sus gentes con las trajes típicos y una misa al aire libre con más de dos mil personas sentadas.

También un puerto singular, unas playas muy interesantes y un casco histórico, en renovación, que denota el gran legado de historia, tradición y leyendas que atesoran estos lugares. La frontera con España me esperaba y hasta Bayona me he venido a pasar la noche, aprovechando la ocasión para visitar su impresionante fortaleza, disfrutar de sus callejones llenos de historia y un atardecer que quita el hipo. Ahí tienes las fotos.

wp-1629494026825755687716887877961.jpg

Ahora me quedo contemplando la luna llena junto a los acantilados al borde del mar.

Última semana de esta JAPPI EXPERIENCE paseando el nombre de Benidorm por toda España.