Autocaravana Vivir: un viaje con destino a la Castilla Medieval

Leopoldo Bernabeu.- Iniciamos la redacción de un nuevo capítulo en Autocaravana Vivir. Una hoja en blanco que describe el viaje que sale de Benidorm con destino a la Castilla Medieval y la apasionante Guadalajara, quizás la provincia más desconocida de España, al menos para nosotros.

Y tras una breve parada en Valencia donde nos surten de ricos filetes empanados y sabrosa tortilla de patatas, nuestra primera parada, con fonda incluída, es Molina de Aragón, “la nevera de España”. Una noche de frío y viento nos levanta con la hora cambiada para descubrirnos uno de los pueblos mejor conservados del medievo español, cuna de historia, confrontaciones y leyendas. Bereberes, Menéndez Pidal, califato, reino de taifa, reconquista o Mío Cid, son adjetivos suficientes para adentrarse y perderse entre sus calles. Y allá vamos, a conocerla y grabarlo en la memoria.

Un primer día de viaje en el que acumulamos muchas imágenes para el recuerdo. Y es que Molina de Aragón daba para mucho. Sus angostas calles medievales se transformaban en laberintos inacabables que, unidos al frío, la fina lluvia y las luces de la noche, nos dejaron un recuerdo ya imborrable. El castillo más grande de Guadalajara, estratégicamente situado para la defensa de la ciudad, y un museo de los mejores que jamás hemos visto, completaron 36 horas de ensueño.

Sigüenza es una preciosa villa que tiene una gran importancia histórica y que nos hace dar un paseo por distintas épocas del tiempo debido a que en ella estuvieron asentados los celtíberos, los romanos, los visigodos y árabes.Todo ello ha quedado reflejado en su arquitectura y monumentos que se pueden encontrar si paseamos por sus calles.Sigüenza también está rodeada de bellos paisajes naturales y por ella pasan las rutas del Cid, La Lana y el Quijote.

Su Castillo está situado en la parte más alta, en un lugar estratégico durante la historia y dominando todo el valle.Su imponente catedral es sin ninguna duda uno de los monumentos que recibe más visitas. Iniciada su construcción en el siglo XII, esta catedral tiene planta de cruz latina que representa a Cristo crucificado y en ella se alberga la imagen del municipio, que es el Doncel. Justo al lado, la Plaza Mayor que, al igual que en otras villas, es uno de los lugares más bonitos de Sigüenza. En ella, podremos descubrir sus bonitas casas de piedra con impresionantes balcones y soportales, donde podremos encontrar, entre otras cosas, buenos restaurantes para degustar su gastronomía.

Otro lugar muy visitado que tiene su origen en el siglo XIII es la casa del Doncel. Esta construcción de estilo gótico tiene un aspecto exterior de casa torres, pero lo que verdaderamente llama la atención es su interior que alberga decoraciones de arte mudéjar.

Corría el año 978 cuando Almanzor pasó a ser caudillo del ejército musulmán, cuentan, que en algún momento se pensó que tras él se acabaría el mundo. Mucho se habló de este caudillo que no perdió en ninguna de sus razias. Pero como parece ser norma, nadie vive eternamente, ni siquiera Almanzor. Así es que un caluroso 10 de agosto de 1002, tras incendiar el monasterio de San Millán, enfermo desde hacía años, y tras semanas de agonía, vino a morir a Medinaceli.
 
 
El siguiente alto en nuestro caminar por las zonas más frías de la España del interior. Saliendo de nuestra previsión inicial, nos adentramos en tierras sorianas, haciendo parada y fonda en Medinaceli, marco de película que te recibe con el arco romano de 2000 años de antigüedad y te muestra tras él sus mosaicos, murallas, castillo, puerta árabe, ermitas, beaterios y conventos, hasta desembocar en su Plaza Mayor, donde se encuentra el Palacio de los Duques del mismo nombre. Visita obligada y al marchar no olvides comprar los dulces recién hechos por las monjas de clausura.