Un lugar donde viajar: Carmona (Cantabria)

Foto de Manuel Agüera

Carmona es un pequeño pueblo del valle de Cabuérniga, en plena montaña cántabra, donde respirar y conocer de primera mano la vida rural de la comunidad.

Declarado Conjunto Histórico-Artístico, Carmona es uno de los pueblos más bonitos de Cantabria, algo que se siente al pasear por sus calles. Todo está muy cuidado, con flores en los balcones, casas en buen aspecto y se disfruta mucho dando una vuelta por el pueblo. El pueblo está empedrado y su encanto reside en que conserva esas casonas montañesas tradicionales cántabras.

Son tradicionales la cría de ganado vacuno de raza tudanca (que se puede degustar en varios restaurantes), la artesanía en madera, y las albarcas, un calzado típico realizado en madera muy parecido a las madreñas asturianas.

Carmona es un pueblo muy recomendable para visitar, ya que a parte de ser bonito y comerse muy bien, el paisaje que lo envuelve es muy espectacular. Entre los planes que más destacan de este pueblo de la Cantabria más profunda está degustar un buen cocido montañés, charlar con sus paisanos, que por cierto es muy típico verles con las albarcas, o simplemente dar un paseo por el pueblo.

Fuente: Minube