La llegada de la Virgen del Sufragio a Benidorm

Desde principios de los años 70 que se escenifica el Hallazgo de la Virgen del Sufragio en Benidorm, según el texto creado para tal motivo por de uno de los benidormenses más universales: Pere Mª Orts i Bosch, historiador e Hijo Adoptivo de la localidad, que falleció en marzo de 2015. La singularidad de la “Escenificación del Hallazgo de la Patrona” de Benidorm le ha aportado a las Fiestas Mayores Patronales (que se celebran este año del 12 al 16 de noviembre) la Declaración de Fiestas de Interés Turístico de la Comunidad Valenciana en 2015.

                                                           Als festers de l’any i

                                                           a tots aquells que amb el

                                                           seu entusiame feren possible l’acte

votiu a la platja, em plau molt

dedicar aquestes pàgines, pregant- los

accepten, amb la meua millor voluntat

Pere Maria Orts i Bosch

                                                                                                                                                                                                                             

UN REPORTAJE DE BELÉN RICHARTE

        Un Hallazgo, el de la Virgen del Sufragio de Benidorm que, como cada año reúne, la tarde el segundo sábado de noviembre, a miles de personas en la playa de Poniente para recordar uno de los hechos más importantes de la historia de la ciudad: en esta ocasión se trata del 282 aniversario de aquel día.

        En ese momento una gran hoguera llena la playa de Poniente mientras la historia continúa narrándose por los actores de la Asociación Cultural Recreativa “La Barqueta”, quien cada año es la encargada de acercar la historia del pueblo a vecinos y visitantes de la mano de unas 50 personas. actores y actrices amateurs, entre adultos y niños.

        Sobre las cinco de la tarde, cuando el sol ya se empieza a poner por Poniente y el marco escénico no puede ser más majestuoso por los atardeceres que nos brinda la confluencia de astros en el cielo, comienzan a narrarse los hechos sobre la arena de la playa, tal y como sucedieron el 15 de marzo y el 5 de abril de 1740.

        Según siempre la versión de Pere Mª Orts, mediada la tarde del 15 de marzo de 1740 llegaron a Benidorm noticias de que una nave, arrastrada al garete por un temporal del Levante, estaba cruzando la bahía. Las informaciones eran contradictorias, más con insistencia se aseguraba que había perdido la arboladura, que navegaba medio hundida y sin señales de tripulación a bordo. Era la hora de declinar el sol cuando Antonio Bayona, Vicente Llorca y Miguel Llorca, y otros marineros más, se hacen a la mar en un laúd para intentar el salvamento de la embarcación que se decía en peligro de naufragio. La noche que se avecinaba, la inseguridad del Mediterráneo, debido a la piratería de corsarios berberiscos y el mal tiempo reinante, siembran la inquietud en el pueblo, todo por la suerte que pudiera correr la arriesgada expedición.

        El vecindario otea desde la orilla misma del agua el brumoso horizonte del amanecer centrado en la Isla de la Luz que el alba va tiñiendo de tonos violeta. La ansiedad de la espera se llena de gozo al vislumbrarse a lo lejos unas embarcaciones que navegaban con lentitud en busca de la ensenada de Poniente. ¡ La distensión de la gran alegría estalla unánime. Los que se lanzaron a la aventura del rescate regresan y traen con ellos, remolcándolo, un pesado navío !

        Unos soldados de guardia en la costa intentan poner orden, dejar espacio libre para que las autoridades puedan cumplir con su misión. Al saltar a tierra Antonio Bayona y sus compañeros son recibidos por el Juez de Marina, Francisco Orts, y por el Notario Álvaro Llorca, quienes les saludan y felicitan por el éxito de la empresa llevada a término. Tras los parabienes y la euforia propia del momento que se está viviendo, el Notario sube a bordo del londro, la nave rescatada, para su inspección a la vez que inventariar lo que en ella hubiera. Al llegar a la popa del navío comprueban, descubren, que allí hay una imagen de la Virgen María con el Niño Jesús en brazos. La noticia del hallazgo, comunicada en voz alta por el Notario, causa una profunda impresión en el gentío que la escucha.

        Cuando aún no han terminado los trámites de los autos iniciados por el Juez de Marina, asistido por el Notario, hace su entrada el Capitán de Dragones, José del Corral, quien trae órdenes del Corregidor de Alcoy y del Capitán General de Valencia, Marqués de Cayluz, para que el navío sea incendiado con premura, pues podía su tripulación haber sido víctima de la peste y ser causa de contagio.

        La irrupción del Capitán de Caballería en la playa, con mandato imperativo, provoca un conflicto de jurisdicciones entre el Juez, que representa a las autoridades de Marina, y el militar, que actúa en nombre de la Gobernación del Reino.

        El Capitán consigue imponerse en la disputa por la razón de la fuerza y pide al Juez que los carpinteros de Marina, que de él dependen, ayuden a desguazar la nave para que ayuden en los trabajos de la quema.

        El fuego se va consumiendo, las pavesas palidecen y se apagan. Ya no queda sobre la arena más que calientes cenizas. Los niños que aguardan impacientes, se alzan a una afanosa búsqueda de hierros y es entonces el centello de la sorpresa y el pasmo al encontrar a la imagen de la Virgen María sin daño y deterioro alguno. ¡ Éste y no otro es el origen de las Fiestas Patronales de Benidorm, el Hallazgo de su patrona, la Virgen del Sufragio !

        Tras el Hallazgo, la Ofrenda y el Pregón

        Al finalizar la representación del “Hallazgo de la Virgen del Sufragio” se disparan salvas en su honor y a las seis y media de la tarde comienza la Ofrenda de Flores que vestirán el pórtico de la iglesia de San Jaime y Santa Ana de mil y colores. El acto está presidido por las Autoridades, las Reinas Mayor e Infantil y sus respectivas Cortes de Honor, la Asociación Recreativa Cultural “La Barqueta”, más de 250 penyes con sus respectivos penyistes, Entidades Festeras, Culturales, Sociales y Religiosas, Fiestas Tradicionales, Casas Regionales, otras comisiones festeras de la ciudad y todo el pueblo de Benidorm, cuyo trayecto se inicia en el Parque de Elche, discurre por el Paseo de la Carretera, continúa por Alameda del Alcalde Don Pedro Zaragoza Orts, encamina la calle Mayor y finaliza en la Plaza de San Jaime.

        A continuación, la Reina Infantil, Chloé D`Hebboudt Martínez, recitará un verso a la Patrona de Benidorm, de la pluma de Vicenta Pérez Bayona, y, posteriormente, la Reina Mayor, Aila Merenciano Gutiérrez, dirigirá unas palabras a la ciudadanía.

        Seguidamente, El Pregón Oficial de las Fiestas Mayores Patronales Benidorm 2022 correrá a cargo de Dña. Ángela Barceló Martorell.

        Y tras este tradicional y multitudinario acto, y una vez interpretados los Himnos de Benidorm y de la Comunidad Valenciana, se dispará un espectacular y sonoro Castillo de Fuegos Artificiales desde la Plaza de la Señoría. Sobre las 23:15 desde la Plaza de SS.MM los Reyes de España saldrá la Batukada, acompañada por la Comisión de Fiestas y todo aquel que quiera unirse para recorrer las calles y penyes de Benidorm. Y, casi a la misma hora, 23:30 h., el grupo The Gafapasta ofrecerá, en la Plaza del Ayuntamiento, un gran concierto que repasará la música de una generación, el pop-rock de los ’80 en español con un toque contemporáneo.

        Durante estos días las calles de Benidorm huelen a pólvora, a castañas asadas y a manzanas de caramelo, les penyes tiñen de color sus calles con sus coloristas blusones, las bandas de música se entremezclan con el gentío y la ciudad de los rascacielos vuelve a ser, por unos días, el pueblo que un día con la tradición en una mano y la fiesta en la calle por otra. Nunca es un mal momento para dejarse caer por Benidorm, pero si eligen estas fechas les garantizo que les sorprenderemos.