Benidorm lleva a pleno su Plan de Movilidad Eléctrica, con el que impulsará los puntos de recarga para vehículos

El Plan MOVELE propone llegar a 2030 con 555 nuevos puntos de recarga e incrementar el uso y penetración de este tipo de vehículos

El equipo de gobierno de Benidorm llevará al pleno del próximo lunes, día 31, la aprobación inicial del Plan MOVELE (de Movilidad Eléctrica), con el que “se quiere favorecer el uso e incorporación de los vehículos eléctricos, reduciendo las emisiones e incrementando de este modo los estándares de sostenibilidad”, tal y como ha señalado el alcalde, Toni Pérez. Para ello, entre otras medidas, “se va a impulsar la instalación de nuevos puntos de recarga para vehículos, ampliando considerablemente la actual red municipal”.

Toni Pérez ha recordado que “el pasado mes de septiembre, coincidiendo con la celebración de la Semana Europea de la Movilidad, el ingeniero jefe Vicente Mayor ya avanzó las líneas maestras del Plan MOVELE, que tiene como horizonte de aplicación el año 2030”. Un Plan MOVELE que se ha elaborado en el ámbito de las obligaciones contractuales de la empresa adjudicataria del mobiliario urbano -Exterior Plus- y que ha contado con la colaboración de la empresa distribuidora de energía eléctrica I-DE Redes Eléctricas Inteligentes.

En síntesis, ha detallado el alcalde, el plan contempla 24 acciones para cumplir los objetivos marcados para el año 2030 y que pasan por incrementar la penetración de los vehículos eléctricos en las flotas de titularidad municipal y de las empresas con sede en la ciudad; generar una infraestructura de puntos de recarga óptima; posibilitar el acceso al vehículo eléctrico; y alcanzar un grado de penetración del mismo en el parque municipal de al menos el 2,5% sobre las nuevas matriculaciones.

Así, entre otras medidas, el MOVELE contempla implantar al menos 278 postes en 68 ubicaciones de la ciudad, lo que se traduce en 555 puntos de recarga”. El alcalde ha resaltado que “se trata de un objetivo totalmente realista”, puesto que “como ya señalamos el pasado mes de septiembre, en la distribución y propuesta de implantación hemos sido absolutamente coherentes, incluyendo únicamente aquellos emplazamientos en los que sabemos que hay suficiencia energética”.

Además de los emplazamientos, el documento recoge las características técnicas de cada uno de los puntos de recarga, dándose prioridad a los de “carga rápida” que son “los más utilizados por los usuarios”, según los datos de uso de los que dispone el Ayuntamiento. Estos datos certifican “el enorme incremento exponencial de uso de la red de puntos de recarga gratuitos municipales, compuesta en estos momento por nueve puntos, parte de ellos de carga rápida, y a los que en breve se sumarán otros tres en las avenidas Severo Ochoa, Moralet y Puerto Rico”.

Concretamente, los datos constatan que se ha pasado de las 1,76 cargas de una hora al día en 2018 a las 44,59 cargas de una hora al día en 2022.

Toni Pérez ha recordado que “en paralelo a la implantación de nuevos puntos de recarga, cuyos costes energéticos asume en estos momentos el Ayuntamiento, se busca favorecer el uso de vehículos eléctricos o híbridos bonificando el 75% del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica”. Además, “tanto el propio Ayuntamiento como las concesionarias municipales van incorporando progresivamente a sus flotas vehículos eléctricos o de biogás”.

La propuesta incluye, además del calendario de implantación, la inversión necesaria para el cumplimiento de las medidas y objetivos del Plan MOVELE, y que se cifra en 6.420.406,16 euros más IVA.