Nacen en Terra Natura dos titíes de cabeza de algodón que se encuentran en peligro crítico de extinción

Una pareja de titíes de cabeza de algodón (Saguinus oedipus), que habita en el parque de naturaleza y animales Terra Natura Benidorm, se ha estrenado como padres con el nacimiento de dos crías mellizas, siendo la primera camada que tiene esta pareja. La madre nació en el parque benidormense hace seis años y el padre llegó del zoológico de Basilea (Suiza) el pasado mes de marzo para formar una pareja reproductiva de esta especie, cuya conservación está seriamente amenazada.

Se trata de una especie que se encuentra en peligro crítico de extinción, que forma parte del EEP (Programa Europeo de Especies en Peligro) para esta especie de la EAZA (Asociación Europea de Zoos y Acuarios). Las principales amenazas para la conservación de esta especie son la tala masiva de su hábitat forestal y la presión sobre su población debido al comercio ilegal de animales protegidos.

El equipo de veterinarios aún no ha podido determinar el sexo de ambas crías, puesto que de momento no se tiene contacto con ellas para tratar de no generar estrés a los padres y minimizar el riesgo de rechazo hacia las crías por parte de sus progenitores. No obstante, se les ha realizado un chequeo visual y se mantiene un seguimiento estricto para controlar y garantizar que la lactancia se produce de forma adecuada.

Los recién estrenados progenitores se encargan del cuidado de las crías. Desde el primer momento, de hecho, las han aseado, alimentado y porteado debidamente. La madre, llamada Aramís, ha completado un periodo de gestación de casi cinco meses hasta dar a luz a las dos crías.

Aunque en los primeros días de vida, las crías son transportadas por la madre, en seguida el padre se turna en la rutina de porteo. Este comportamiento se debe a que en esta especie suele ser habitual el nacimiento de varias crías en cada parto y pesan entre 15-20% del peso de la madre, lo que dificulta que la hembra pueda portear a las dos crías a la vez.

Asimismo, el macho se encarga de acercar a las crías hacia la madre para que mamen a menudo. Al contrario que en otras especies, los machos titíes de cabeza de algodón se muestran más pendiente del cuidado de las crías que las propias hembras, siendo una relación única entre la familia de los calitrícidos. La esperanza de vida de este animal ronda los 23 años.