Más de 40 personas participan en la ‘Caminata Verde’ organizada por el Club de Nordic Walkers de l’Alfàs

Más de 40 personas participaron ayer por la tarde en la ‘Caminata Verde’, una iniciativa del Club de Nordic Walkers de l’Alfàs organizada en colaboración con la concejalía de Deportes. La actividad es todo un clásico, ya que lleva celebrándose más de 10 años.

Durante el recorrido, de aproximadamente 8 kilómetros, se combina la práctica deportiva con la cultura y la naturaleza, ya que se dan explicaciones de la flora, la fauna y la historia de cada lugar que se visita.

La ruta se inició en el parking del restaurante Don Quijote, donde se realizó el calentamiento previo. La primera parada fue en el algarrobo de Foia Brell que, con una edad estimada de 800 años, es el ejemplar más grande y longevo de la Comunitat Valenciana.

Durante la segunda parada se pudo conocer la historia del olivo de Carbonera, que tiene una edad estimada de 900 años. La tercera parada se estableció en la Ermita de Sant Vicent El Captivador. Finalmente, se visitó el Molí de Mànec, cuya historia se remonta a finales del siglo XVIII y principios del XIX.

El Club de Nordic Walkers es experto en organizar y promover rutas de características similares, siempre en colaboración con el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi, actividades que gozan de gran aceptación al combinar hábitos saludables con la divulgación del patrimonio natural e histórico del municipio y brindar la oportunidad de descubrir caminos y senderos del termino municipal menos conocidos, de una gran belleza y valor.