Los jóvenes alteanos que han formado parte de la movilidad a Eslovenia valoran de forma muy positiva la experiencia

Los participantes de la movilidad Erasmus+, llamada Green Vibes realizada en Eslovenia han vuelto después de 10 días de proyecto aprendiendo nuevas técnicas y políticas medioambientales en cómo desarrollar un futuro más verde; además de visitar diferentes instalaciones de energías, como una central térmica o una mina de carbón, con el objetivo de estudiar el impacto de la huella de carbono. Así lo ha dado a conocer la edil de Proyectos Europeos, Maria A. Laviós.

El equipo compuesto por Daniel Seguí, Adrian Muñoz, Xavier Pla, Lucas Alejandro y la líder de grupo Eugenia Roig, han realizado una intensa formación en materia ecológica, participando en distintas actividades como un desfile de moda de segunda mano, debates y grupos de discusión sobre el cambio climático y la huella de carbono.

“El objetivo de este proyecto es formar a los y las jóvenes europeos en la concienciación del medio ambiente, el impacto de la huella de carbono y cómo podemos mejorar nuestro impacto en el planeta. Tras 10 días de formación, nuestro equipo de Altea, nos ha compartido sus experiencias. Estamos muy orgullosos de los resultados que nos han mostrado los jóvenes y de su experiencia” comenta Laviós, que ha destacado también la buena organización del proyecto explicada por los propios participantes.

En palabras de los participantes de la movilidad, “me he relacionado con personas de países y culturas muy distintos a los míos, si no llega a ser por este proyecto, no los hubiese conocido”; “se la recomiendo muchísimo a otras personas y ya estoy pensando en participar en otros proyectos”. Y son los propios Erasmus+ los que recomiendan a todos los jóvenes que se informen de las diferentes movilidades que desde el Ayuntamiento de Altea se tramitan a través de la Oficina de Proyectos Europeos.

“Desde la Oficina de Proyectos Europeos del Ayuntamiento de Altea, seguimos gestionando cinco movilidades más, enfocadas a diferentes perfiles de jóvenes, con el objetivo de que el mayor número de jóvenes de Altea puedan disfrutar de estas experiencias, aprender y mejorar idiomas extranjeros”;  ha concluido Maria A. Laviós.