El Alcalde de Altea participa en el VI Congreso Internacional de Calidad y Sostenibilidad Turísticas

Jaume Llinares expone el modelo turístico de la localidad, primer DTI certificado de menos de 50.000 habitantes

El alcalde de Altea, Jaume Llinares, participó la semana pasada en el VI Congreso Internacional de Calidad y Sostenibilidad Turísticas que reunió en Cartagena a diferentes personalidades y autoridades, patronales y unos 400 profesionales del sector. Inauguraron las jornadas el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras; el secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés y el presidente del ICTE, Miguel Mirones.

Llinares participó en la mesa ‘Certificación de Destinos Turísticos Inteligentes para una gestión eficiente. Declaraciones Responsable vs Certificación’. En la que expuso el caso de Altea, que el pasado año logró ser la primera localidad española de menos de 50.000 habitantes en ser DTI certificado, y que actualmente ha puesto en marcha su Plan de Sostenibilidad Turística con un presupuesto de casi 4 millones de euros. En la actualidad solo cuatro destinos en España, han conseguido la certificación.

“Altea ha hecho un importante esfuerzo por qué cree en la importancia de potenciar un turismo de calidad y sostenible, pues son clave para constituirse como un destino competitivo. La certificación es una herramienta imprescindible para avanzar y consolidar las ciudades turísticas del futuro”, comentó Llinares.

El primer edil expuso el trabajo que se está realizando para mejorar los servicios turísticos, desestacionalizar las visitas y ser un destino más sostenible. Explicó, también, los principales valores en los que se está basando la localidad: la cultura, el entorno natural, la náutica y el cicloturismo.

Acompañaron a Llinares en esta mesa el alcalde de Benidorm, Toni Pérez; el director del Área Análisis e Inteligencia Turística de la Costa del Sol, Rafael Fuentes; directora de Turismo del Ayuntamiento de Marbella, Laura de Arce y el director general de UNE, Javier García.

El Congreso contó con ocho mesas redondas y 49 ponentes que trataron temas como la respuesta de las empresas del sector frente a la actual situación económica y su adaptación a los sistemas de calidad y sostenibilidad, la evaluación de las herramientas de financiación, pública y privada para el sector turístico durante la crisis, la confusión que se está generando en el sector porque aparecen informaciones en las que se presentan a municipios como si hubieran obtenido la certificación Destinos Turísticos Inteligentes sin estarlo, la captación y capacitación de recursos humanos en sistemas de calidad y sostenibilidad, las herramientas públicas para la implantación de la sostenibilidad en el sector, la generación de nuevos productos de calidad y sostenibles a través de las experiencias turísticas, la nueva presencia de la información turística en los medios y el liderazgo en el sector turístico para un futuro sostenible.