Benidorm aprueba los proyectos para instalar  1.364 placas fotovoltaicas para autoconsumo en 12 edificios públicos

La actuación cuenta con una subvención del IDAE de 504.297 euros, el 48% del total

El Ayuntamiento, que asumirá el resto de la inversión, calcula una reducción de 375 toneladas anuales en emisiones de CO2  

La Junta de Gobierno Local (JGL) aprobó ayer los proyectos de instalaciones fotovoltaicas para autoconsumo en edificios municipales, que supondrán la instalación de 1.364 placas fotovoltaicas en ocho colegios de la ciudad y otros cuatro edificios públicos. Una actuación que cuenta con una subvención del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE), dependiente del Ministerio de Transición Ecológica.

La subvención asciende a 504.297,46 euros y supone el 48% del coste del proyecto. El Ayuntamiento asume el 52% restante de la actuación, cuya inversión total es de 1.045.450,06 euros.

La instalación del entramado de placas dará comienzo cuando finalice el procedimiento de licitación. La intención, no obstante, es “aprovechar la falta de actividad escolar en el parón vacacional del verano para empezar la instalación en los colegios” ha explicado el alcalde Toni Pérez.

Las placas fotovoltaicas se instalarán en los CEIP El Murtal, Bautista Lledó, La Cala, Mestre Gaspar López, Miguel Hernández, Sierra Helada, Núñez de Balboa y Els Tolls. Igualmente la instalación de estos módulos también se realizará en la Escuela Infantil Municipal Les Fontanelles, la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP), el Palau d’Esports L’Illa de Benidorm, ampliando el número de los ya existentes, y el Centro Social La Torreta.

El alcalde ha indicado que este proyecto “reafirma nuestro compromiso con la Agenda 2030 y con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, con la sostenibilidad”. En este caso, ha continuado, “lo hacemos mediante el uso de energías renovables y la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero”.

Pérez ha precisado que una vez se haya completado la instalación de los 1.364 módulos previstos en la docena de edificios públicos indicados “lograremos reducir en más de 375 toneladas anuales las emisiones de CO2”, una cifra que el primer edil ha calificado de “muy importante” y que se suma a “la disminución de emisiones obtenidas en otras actuaciones ya desarrolladas o que se implementarán a corto y medio plazo”.

La potencia nominal total instalada cuando culmine la intervención será de 457 kW, que producirán aproximadamente 750.000 kW/h. Las instalaciones en cada centro contarán con módulos de alto rendimiento, optimizadores de potencia y un sistema de monitorización y gestión del campo fotovoltaico.