El BenidormFest se deja notar en ocupación hotelera y registra un 68% durante el fin de semana

Desde octubre de 2021 que no se registraba una ocupación hotelera en estos niveles, aunque la planta hotelera abierta es mucho menor en estos momentos. 

El sector pide una regulación urgente para permitir la entrada de menores sin pauta completa de vacunación para aprovechar la ‘semana blanca’ en Reino Unido. 

Parece que empiezan a encenderse luces verdes en el turismo de la Comunidad Valenciana y que poco a poco empieza a despertar la comercialización turística nacional e internacional.

En el análisis de ocupación de esta semana encontramos estos signos positivos de actividad en todos los destinos analizados de la Comunitat Valenciana. Pero el que más destaca es Benidorm, precisamente por haber celebrado durante la pasada semana el #BenidormFest cuyos efectos en la ocupación se han dejado notar de manera importante. A pesar de ser un evento sin posibilidad de público asistente, ya que la entrada estaba reservada a 1.000 personas mediante invitación, la ocupación hotelera ha crecido casi 6 puntos en el cómputo semanal, y 14 puntos hasta rozar el 68% durante el fin de semana cuando se celebró la gran final del festival. 

El sector espera que durante febrero se controle definitivamente la sexta ola y se levanten todas las restricciones como han hecho otras Comunidades Autónomas y otros países. En estos momentos no tiene ningún sentido continuar con una exigencia de pasaporte Covid en Hostelería que no aporta ningún tipo de protección y que su efecto positivo que era animar a indecisos a vacunarse ya se ha completado.

También es necesario un movimiento urgente por parte del Gobierno de España respecto a los menores británicos sin pauta completa de vacunación a los que se impide su entrada en España. Se cuentan por miles las cancelaciones de reservas de familias de Reino Unido que aprovechan las vacaciones del ‘half-term’ (algo así como la semana blanca española) para salir a los destinos vacacionales preferidos, sobre porque a partir del 11 de febrero Reino Unido levanta todas las restricciones. España no permite la entrada de niños sin pauta completa de vacunación, y con la vacuna de AstraZéneca hay muchos menores británicos que todavía no la han podido completar por los tiempos de espera entre una primera y segunda dosis. 

Desde el sector se pide al Gobierno de España que en el caso de familias en el que alguno de sus menores no tenga pauta completa, pueda habilitarse una PDIA negativa para permitir la entrada en el país. Todas estas miles de reservas de familias británicas que no pueden entrar en España se están desviando a otros destinos competidores que han relajado convenientemente sus restricciones: Turquía, Túnez y Egipto están siendo los grandes beneficiados.