Benidorm transmite seguridad

El Barómetro de verano confirma que las playas siguen siendo el principal atractivo de la ciudad

Barómetro Verano

La fidelidad al destino se mantiene de generación en generación: el 75’3 ha repetido visita. Los entrevistados destacan el compromiso del Ayuntamiento y de la ciudad por ofrecer excelencia a los turistas 

El visitante a Benidorm repite con asiduidad. Este dato se ha constatado una vez más en el Barómetro de Verano’2021 donde el 75’3% ha repetido visita. La fidelidad al destino es una de las fortalezas de Benidorm que permitirá una recuperación firme, y más rápida. Aquellos que visitaron el destino por primera vez representan el 24,7%; cifra que supone una oportunidad de incorporar nuevos clientes que puedan ser recurrentes en el futuro, estableciendo el círculo vicioso que mantiene los ratios de turistas que visitan la ciudad.

Los resultados de la encuesta muestran el elevado interés general por Benidorm debido a la calidad en servicios e infraestructuras, el cumplimiento de las medidas sanitarias por todos los agentes involucrados (hoteles, restaurantes, tiendas, etc.), considerando clave este resultado por el esfuerzo continuo realizado en todos los ámbitos y porque que ha sido visibilizado por parte de los turista.

La percepción de seguridad que refleja este informe muestra una excelente confianza que es coincidente con el indicador de monitorización mensual con la herramienta de Inteligencia de Mabrian que en este periodo subió a cota 94,4. 

También se aprecia el alto grado de recomendación por parte de los visitantes a familiares y amigos para visitar Benidorm.

Disfrutar del sol y la playa es, una vez más, la principal opción en la elección de Benidorm con un 45’4%; descansar (26%) es la segunda opción, que en los meses de septiembre y octubre ronda el 40%. Estar en familia (16%) es una opción generalizada julio, septiembre y octubre y durante todo el verano la cuestión del ocio y la diversión (6’6%).

Descubrir Benidorm (2’4%), especialmente en temporada alta, se ha significado en este barómetro.

En el Barómetro se destaca que el turismo nacional supuso este verano el 80’04% de los turistas que Benidorm recibió; el mercado internacional reportó el 19’96% restante y nuevamente el Reino Unido aportó el porcentaje más significativo aunque este año que quedó en el 7’3% debido a las restricciones de movilidad y la aplicación del llamado “semáforo británico”. La inmediatez peninsular ha posibilitado que el turista portugués, con desplazamientos por carretera, representara un 3%. Alemania y los Países Bajos aportaron el 1’2 y el 0’84% respectivamente. El turismo francés estuvo al nivel del checo, ambos con un 0’24%, por debajo del italiano, que se situó en el 0’36%.

La Comunidad de Madrid, con el 30’58%, fue el principal origen de los turistas nacional, junto a la provincia de Toledo (7’20%), completando el anillo circundante y limítrofe –Alicante (7’95%), Valencia (7’20%), Albacete (4’50%) y Murcia (2’55%)- junto a tradicionales emisores como Valladolid y Navarra, ambas en el 2’85%.

El medio de transporte elegido este verano para desplazarse a Benidorm ha estado condicionado por la realidad pandémica. El 77% de los turistas llegaron por carretera en vehículo propio y el 0’6% con vehículo alquilado; el 4’1% en autobús, un 2’3% en autobús y el 15’9% por vía aérea, porcentaje ligeramente superior al del verano pasado. Los aforos de control de tráfico rodado del Ayuntamiento de Benidorm monitorizaron del orden de cien mil movimientos diarios. Desde la estación ferroviaria de Alicante y desde el aeropuerto, el bus transfer ha sido el principal medio para llegar hasta Benidorm (44,9%) seguido por el taxi (26,5%) y el vehículo de alquiler (20,4%).

Una constante del comportamiento en el visitante de Benidorm detectado con estos barómetros es el motivo por el qué lo hacen y con quién lo hace. Lo hacen, sin lugar a dudas, por lo atractivo del destino Benidorm. El tiempo de antelación para hacer reservas u organizar su viaje se encuentra en el intervalo de uno a dos meses (25,5%), lo que evidencia la confianza y seguridad que despierta el destino Benidorm. También los hubo que formalizaron su reserva entre 8 y 15 días (14,7%). Sin duda la situación epidemiológica ha sido clave en el incremento de las reservas de última hora, principalmente de los mercados internacionales que estaban acostumbrados a una previsión superior a 3 meses.
Sobre con quién lo hace, el 47’7% de los visitantes disfruta de Benidorm con familiares y el 38’6% con su pareja; en 2021, el 58,4% de los visitantes lo hacían en pareja. El 11’6% lo hace en grupo con amigos y un 1’4% lo hace en solitario.

Ya en la ciudad, el destino de turistas se ha centrado en las áreas de Levante (29,3%) y Rincón de Loix (39%) de alta disponibilidad alojativa hotelera. Un elemento que gana cuota en el barómetro es la disfrutar la piscina o de los distintos parques de ocio temáticos que dispone Benidorm es un elemento destacado. Junto a la gastronomía local es señalada con más de un 40% de las opciones, por encima de la opción de compras en la ciudad, del ocio nocturno y de la posibilidad de visitar las localidades cercanas a Benidorm, con más de un 30%.

Es el hotel con un 62,6% el núcleo central de la reserva de hospedaje, seguido de la vivienda en propiedad (8,1%), la vivienda de familiares y/o amigos (5,1%) y apartamento turístico (4,9%). También es significativo el verano de 2021 respecto a la temporada estival anterior, porque asciende ligeramente la opción por el establecimiento hotelero y desciende la de apartamentos turísticos; en el verano de 2021 se han ido abriendo más plazas hoteleras.

El Barómetro de Verano también destaca que el 31’8% optó por Benidorm basándose en su conocimiento del destino turístico y el 41’8% recurrió a la web recaban información específica sobre Benidorm. El estudio destaca la labor de VisitBenidorm reforzando el posicionamiento de la ciudad en redes sociales. Segmentos clave, como la población joven, han valorado contenidos y campañas lanzadas desde el organismo de promoción. Los encuestados destacan también las apariciones de Benidorm en medios televisivos.

Este barómetro también ha incidido y determinado el gasto medio por estancia, cuantificado en 1.155,7€ y el gasto medio por persona y día de 74,5€ este verano, destacando en esta cuestión el mes de octubre que ha alcanzado los 82,5€. La llegada de turistas extranjeros ha podido explicar esta subida, así como el cambio de tipología de visitante, turista senior y con motivaciones de descanso. En comparación con el año 2020, se aprecia como los meses de agosto y septiembre de 2021 supera significativamente los valores respecto al mismo periodo del año 2020.

Las playas de Benidorm
Las playas son el principal atractivo de Benidorm. Se destaca el estudio como motivo prioritario el de disfrutar del sol y la playa, pero son las playas las protagonistas indiscutibles: el 89,8% de los encuestados destaca que ha disfrutado de algunas de las playas. Las playas de Poniente y Levante concentran el mayor uso (78,3% y 33,1% respectivamente). Y si bien es cierto que la playa de Mal Pas y la cala de Tío Ximo registran de una disminución de usuarios en comparación con el año pasado, la valoración de sus elementos y servicios son muy positivos, pudiendo entrar en ello las cuestiones tranquilidad y seguridad que han gozado las playas de Benidorm este verano

Respecto a los indicadores, limpieza, seguridad y servicio han merecido las máximas puntuaciones, destacando los entrevistados el compromiso de las entidades del municipio por ofrecer la excelencia a los turistas. En general, no se ha producido cambios significativos en las valoraciones de los turistas en comparación con el año 2020.

Detalles del Barómetro: 
En general, los turistas valoran positivamente su experiencia en la ciudad y perciben que se han sentido seguros tanto en sus alojamientos como en las actividades realizadas (84,5% de los entrevistados). La puntuación media sobre la posibilidad de recomendar Benidorm por esta cuestión ha sido de 8’47, llegando a 9’1 en el mes de septiembre.

En este estudio se ha detectado la importancia de una variable que busca tener continuidad en el tiempo: el viaje con mascota. La mayoría (73,5%) pulsada no tiene, pero el 17,9% de las personas entrevistadas que tienen deciden no traerlas consigo. Adaptar las infraestructuras, campañas de comunicación y usos compartidos del espacio público podría propiciar a que los visitantes con mascotas se animasen a traerlas y esto constituye un eje de trabajo.

Barómetro Turístico
El Barómetro Turístico de Benidorm surge a iniciativa de la Cátedra de Estudios Turísticos Pedro Zaragoza Orts y el instituto de investigación social aplicada LIKERT, para dotar a Benidorm de una herramienta permanente de recogida de datos a través de indicadores que permiten medir la realidad social y económica de Benidorm en temporada estival.

El principal objetivo es medir el estado de la opinión pública de turistas, residentes, empresarios y clientes. La información recogida es de carácter subjetivo, conociendo así la experiencia del visitante de forma instantánea y comparativa. Los indicadores patrón permitan evaluar la percepción de quienes disfrutan Benidorm y medir el estado de la opinión pública en torno a las infraestructuras y servicios que la ciudad destino turístico pone a disposición.