La Guardia Civil desarticula una organización lituana de traficantes de marihuana líderes en el sector

marihuana

En la mañana del pasado 21 de octubre, fueron detenidos en Benidorm dos hombres de 37 y 33 años

La banda criminal, conformada por 16 personas, estaba asentada en el levante alicantino, y se dedicaba al cultivo y tráfico de marihuana, hachís y cocaína, para abastecer a países comunitarios.

Enlataban la droga al vacío antes de distribuirla, evitando así ser descubiertos La operación se ha desarrollado con la colaboración de la Agencia de la Unión Europea para la Cooperación Policial (Europol) de Lituania y de Francia, así como la Agencia Nacional contra el Crimen (NCA) de Reino Unido

En el marco de la Operación Miller, de ámbito nacional, para dar respuesta policial al cultivo y tráfico de marihuana, la Guardia Civil de San Juan de Alicante, ha desmantelado una organización criminal líder en la producción de marihuana en España.

La Operación Derlius, como ha bautizado el Área de Investigación de San Juan a esta investigación, se ha saldado con la detención de 16 personas, 3 de las cuales han ingresado en prisión provisional sin fianza. La investigaciones tuvieron su origen, en el mes de diciembre de 2020, al detectar la presencia de varias personas lituanas en la localidad de San Juan de Alicante que ostentaban una gran nivel de vida, circulando en vehículos de alta gama, y no conociéndoseles ninguna actividad laboral en el país.

En una primera línea de investigación, los agentes colaboraron con la policía lituana, francesa e inglesa, y se constató que muchos de los miembros de la organización criminal poseían antecedentes por delitos similares a los investigados.

Durante el transcurso de la actuaciones, en el mes de marzo, en la frontera francesa con España se detuvo a uno de los miembros de la organización conduciendo un camión, siéndole intervenidos 277 kilogramos de hachís y 10 kilogramos de cocaína, los cuales llevaba ocultos entre la mercancía del camión.

Un matrimonio de 44 y 41 años de nacionalidad lituana establecidos en Torrevieja desde 2018, eran los cabecillas de la organización.

El objeto principal de los jefes era el aprovisionamiento de drogas para su posterior envío al Reino Unido, contando para ello con un varón, también lituano, especializado en seguridad y con la misión principal de coordinar las medidas de seguridad de los cultivos y pisos francos, con la utilización de cámaras de video-vigilancia y sensores de movimiento.

Para la gestión de los alquileres, la organización utilizaba documentación falsa. Posteriormente se realizaban enganches ilegales en los suministros de fluido eléctrico y agua en los inmuebles alquilados.

En la localidad de Torrevieja, trataban la marihuana con maquinaria industrial especializada, que empleaban en una primera fase, para retirar los cogollos, en segunda instancia, triturar, en tercer lugar, ocultando en el interior de latas de conserva que, finalmente, en una última fase de procesado, eran selladas mediante otra de envasado al vacío. Posteriormente, por medio de vehículos tipo camión o furgonetas, distribuían las latas a Reino Unido.

La organización contaba con dos lugartenientes en la localidad de San Juan, siendo estos los encargados del mantenimiento de los cultivos y de la utilización de parte de las sustancias para su distribución por clubs de cannabis de la provincia, así como para su venta al menudeo.

En una primera fase de explotación de la Operación Derlius, el día 22 de septiembre del 2021, se procedió a realizar la entrada y el registro en cinco viviendas en las localidades de Torrevieja y San Juan, así como en un club de cannabis ubicado en esta última localidad. Para esta primera fase fue necesaria la participación de 80 agentes.

En dos fases de explotación posteriores, una el día 23 de septiembre, y la segunda el 10 de octubre, los agentes detuvieron a varios miembros más de la organización en las localidades de San Juan y Gandía (Valencia).En una última fase de explotación, llevada a cabo en la mañana de ayer, día 21 de octubre, fueron detenidos en Benidorm otros dos hombres de 37 y 33 años.

Las investigaciones concluyeron con la detención total de dieciseis personas, la realización de seis registros, la intervención de 2 cultivos indoor con alrededor de 400 plantas de cannabis, 12 kilogramos de cogollos de marihuana y 600 gramos de hachís, que se suman a los 277 kilogramos de hachís y 10 kilogramos de cocaína que fueron intervenidos en la frontera con Francia en el mes de marzo.

Además la Guardia Civil ha incautado una pistola detonadora, más de 73.000 euros en efectivo, de los cuales 12 mil fueron hallados en un compartimento oculto, en un fondo de armario, y numerosos objetos de telefonía móvil, informática y telecomunicaciones. Los agentes también solicitaron al Juzgado el bloqueo de seis cuentas bancarias, la intervención de una vivienda valorada en 80.000 euros, ocho vehículos a motor de alta gama, así como el cierre de un club de cannabis de San Juan, todo ello por estar relacionado con la comisión de los delitos que se habían cometido.

La organización no dudaba en emplear la violencia para explotar a compatriotas suyos que realizaban las funciones de guardería de los cultivos en las viviendas, donde previamente habían realizado enganches ilegales en los suministros de fluido eléctrico y agua.

Los detenidos, 16 personas de las cuales 14 eran de nacionalidad lituana, 8 hombres y 6 mujeres de entre 21 y 68 años de edad, una mujer española de 23 y un hombre cubano de 29, han sido encausados por los delitos de tráfico de drogas, defraudación de fluido eléctrico, falsificación de documentos públicos, por utilizar documentos de identidad falsos, blanqueo de capitales y constitución de organización criminal.

El Juzgado de Instrucción de Alicante ha adoptado medidas cautelares con todos los detenidos, ingresando en prisión provisional sin fianza a los tres principales miembros de la banda. Al resto se les ha impuesto la prohibición de salir del territorio nacional, así como la presentación periódica en los Juzgados.

Con esta operación, los agentes del Área de Investigación de San Juan, han dado otro golpe a una banda criminal de origen lituano, especializados en este tipo de delincuencia en la zona del levante alicantino.