El mercado internacional gana fuerza y crece hasta el 40% de cuota en Costa Blanca y 48% en Valencia

Británicos, franceses, belgas y holandeses vuelven a impulsar la ocupación hotelera en los destinos de la Comunidad Valenciana. La cercanía del Puente del Pilar reactiva la demanda y la previsión de ocupación crece hasta el 75%. Castellón acusa la estacionalidad, y el fin del verano deja la ocupación ligeramente por encima del 50%.

Desde HOSBEC hemos repetido en numerosas ocasiones que sin la recuperación del mercado internacional es muy difícil hablar de recuperación turística. Para la Comunidad Valenciana, los turistas extranjeros son tan importantes que en puntos como Valencia o Benidorm llegan a representar más de la mitad de los turistas que se alojan en hoteles en condiciones de normalidad antes de la pandemia. 

Las cifras que monitorizan la evolución de la ocupación hotelera que cada semana publica BigDataHosbec muestran ya que cada semana se consolida esa recuperación internacional:  los turistas extranjeros representan ya el 35,5% en Benidorm, el 42,7% en Costa Blanca y el 48% en Valencia.

Estos datos, junto a la buena evolución sanitaria en Europa, hacen que el sector hotelero albergue esperanzas de tener un otoño invierno mejor que lo que se puede prever en este momento. Sin embargo se sigue insistiendo en que las dosis de incertidumbre son muy grandes, y que las reservas se mueven con una antelación muy corta, de una semana de media. 

Los británicos en Benidorm siguen sumando puntos de ocupación, y en la última semana antes de que se levantaran las restricciones de viajes ya han supuesto un 21,5%

En el corto plazo, destacamos que las previsiones de ocupación hotelera en el Puente del Pilar son optimistas. Ahora mismo la previsión ya se sitúa entre el 70 y 75% para esta semana, lo que hace pensar en una primera quincena de octubre razonablemente buena.  A pesar del optimismo moderado, hay que señalar que estamos todavía 20 puntos por debajo de lo que sería la ocupación normal en esta época del año. 

BENIDORM

El destino de Benidorm registra un 66,1% de ocupación media para la semana comprendida entre el 27 de septiembre y el 3 de octubre. Un dato con el que la capital turística de la Costa blanca se mantiene estable, y cierra una segunda quincena de septiembre al 66%, muy lejos del 91,3% registrado en 2019. (consulte la evolución semanal de la ocupación hotelera en el gráfico de barras del informe).

El turista de origen nacional continúa cediendo gradualmente parte de su cuota de mercado con un 65,5%. El mercado británico sigue ganando peso con un 21,5%. Sin embargo, todavía se encuentra muy lejos del 46,3% anotado en la segunda quincena de septiembre de 2019. Las siguientes posiciones son para el mercado belga con un 4,6% y el neerlandés con un  3,2%  En cuanto al resto de mercados internacionales analizados, ninguno consigue superar el 1% de importancia relativa como mercado emisor.

Durante el fin de semana se anima la demanda rozándose el 75% de ocupación media, mejorándose los datos del pasado fin de semana con hoteles que prácticamente cuelgan el cartel de completo con ocupaciones por encima del 80% y 90%.

La previsión para la siguiente semana en cambio es más optimista elevándose al 75,6% estimulada, sobre todo, por el puente del Pilar que permite alargar las estancias cortas de fin de semana.

Actualmente hay un total de 96 hoteles asociados a HOSBEC abiertos en Benidorm, uno menos que la semana anterior,  es decir, lo que supone una representatividad del 85%.