Entrevista a Pepe Solbes

thumbnail_20210701_115657

Esta semana, el amigo Manuel Palazón ha querido entrevistar a Pepe Solbes, un hombre relevante en la historia de los últimos sesenta años en Benidorm. Hoy queremos hacerle unas preguntas para dar a conocer su labor, sobre todo teatral, en nuestro pueblo.

Periodista: Pepe, buenos días.

Pepe: Buenos días, Palazón.

Periodista: Pepe, ¿naciste en Benidorm? Cuéntanos algo de tu infancia y de tu juventud.

Pepe:  Nací en Benidorm en 1939. Desde muy pequeño se me despertó la afición por el teatro: recuerdo que en un belén yo hacía de Herodes. Ya en mi juventud, participé en un grupo de teatro que dirigía la secretaria de Pedro Zaragoza (sainetes en valenciano); luego, en otro grupo que dirigía el abogado Pepe Such, que fue alcalde de Benidorm; también formé parte del elenco de una zarzuela, “L’horta de l’alegria”, escrita por Pepe Fuster, director a la sazón de la banda de música. Mucho más tarde, en mi segunda juventud hice del gran preboste, en “Farsa y licencia de la reina castiza”, de Valle-Inclán (taller de teatro municipal que dirigía Alfonso Azcona). A continuación, estuve con Paco Llorca, en el llamado Teatro Club (montamos nada más ni nada menos, entre otras, que el Don Juan Tenorio, de Zorrilla).

Periodista: En aquellos tiempos, ¿teníais alguna subvención parte del ayuntamiento para desarrollar vuestra labor teatral?

Pepe: Ninguna. Ni siquiera disponíamos de un local municipal para los ensayos. El dueño del desaparecido cine Ronda (en la calle Condestable Zaragoza) nos dejaba la sala para ensayar y para hacer las funciones, muchas de ellas para beneficio de la Iglesia.

thumbnail_Solbes

Periodista: ¿Cuál ha sido tu profesión durante tu vida laboral?

Pepe: Me fui voluntario a la mili con 17 años. Al volver, con mi recién adquirido carnet de conducir, me coloqué en Almacenes Zaragoza, donde estuve 20 años. A continuación, saqué la oposición a policía municipal, profesión que he ejercido durante casi treinta años, hasta que me jubilé.

Pepe: Si no me equivoco, tu vocación, o por lo menos tu afición principal, ha sido el teatro, ¿no es así?

Pepe: Así es. Durante toda mi vida ha sido mi principal afición. He participado en multitud de obras de teatro, en la escenificación del Hallazgo de la Virgen (como capitán de dragones), como embajador cristiano durante dos años de las Fiestas de Moros y Cristianos de Benidorm. Y he tenido otros cargos, como presidente del Club de Leones…

Periodista: ¿Cuáles son tus mejores recuerdos de tus teatros, las obras que más cariño les tienes, por ejemplo?

Pepe: Siempre recordaré mi papel en el Hallazgo de la Virgen, así como mi intervención en la obra de Valle Inclán, donde también salía mi hija Pepa, La lástima fue que solo la hicimos una vez, en el Benidorm Palace, después del esfuerzo económico para montar esa dificilísima obra… También tengo un grato recuerdo de “Angelina o el honor de un brigadier”: la hicimos en la desaparecida sala de fiestas Granada, con el público alrededor de los actores; fue una entrañable experiencia.

Periodista: ¿Conociste a otro gran actor llamado Rafael Montes?

Pepe: Claro que lo conocí; incluso participé en alguna obra de teatro con él. Siempre me acordaré de un monólogo cómico que hizo después de una comida en el Melina con ocasión del nombramiento como madrina de la hija del primer policía de Benidorm (por cierto, la bandera la regaló la madre del actual alcalde).

Periodista: ¿Cuándo dejaste de hacer teatro? ¿Se quedó Benidorm sin teatro?

Pepe: Cuando murió Paco Llorca, en el año 91 creo recordar, sobrevino un parón bastante importante. Pero a partir del año siguiente, hubo un relevo generacional con grupos como Catarsis (heredero del Teatro Club) y de Tossal Teatre (grupo de profesores de instituto), los dos grupos dirigidos por mi entrevistador, como todo el mundo sabe. Pero yo dejé las tablas: estaba cansado y me quería dedicar a mis hijas y a mis nietos; y a la vida tranquila.

thumbnail_Solbes0001

Periodista: ¿Has tenido algún reconocimiento público por parte del Ayuntamiento de Benidorm como premio a tu labor en pro de la cultura de este pueblo?

Pepe: Personalmente, nunca. Bueno, estoy incluido en el libro “Gent de Benidorm”, lo cual es para mí un orgullo. Lo que más me ha llenado de satisfacción, fue cuando, a la muerte de mi mujer, hace cuatro años, la respuesta del público fue multitudinaria; eso es de agradecer y todavía lo recuerdo con emoción.

Periodista: ¿Qué haces ahora, ya jubilado? ¿A qué dedicas tu tiempo libre?

Pepe: Lo que más me interesa es la cultura. Mi siento al ordenador y veo zarzuelas, obras de teatro y, sobre todo, rememoro mis tiempos de actor: más de cuarenta años sobre un escenario. En estos últimos meses he recopilado artículos en valenciano que escribía Pepe Bayona en el Canfali; los estoy traduciendo al castellano con la idea de publicar un libro; se titulará “Singladuras: la vida de un marino”. Ya te daré un ejemplar. De Pepe Bayona puedo decir, además, que fue un hombre emprendedor, marino, escritor, profesor y hombre de teatro. Él fue el organizador de otro gran proyecto: “La pasión”.

Periodista: ¿Algún hijo o nieto ha heredado tu afición por el teatro? Yo recuerdo que tu hija Pepa, hace treinta años, estaba en el grupo de teatro del instituto…

Pepe: Así es. Pepa, la mayor, hizo teatro en el instituto; después ha estado trabajando como locutora muchos años, algo que tiene que ver con la declamación y la dicción. Mi tercera hija también fue locutora en Radio Sirena. Tampoco se le da mal a una nieta… Pero nadie de mi familia se ha dedicado al teatro como yo.

thumbnail_Solbes0002

Periodista:  Si estuviera en tu mano, ¿qué harías para mejorar la imagen de Benidorm, en cuanto a turismo, cultura, fiestas, etc.

Pepe: Que hubiera más interés por lo cultural, sobre todo por parte del ayuntamiento, empezando por terminar la Casa de Cultura, cuyas obras van a durar más que El Escorial.

Periodista: Gracias, Pepe, por habernos atendido. Así habrá más gente que sepa quién eres y qué has hecho por Benidorm.

Pepe: Gracias a ti, Palazón