Jesús Carrobles: “El señor Muñoz desconoce la normativa en materia de eventos”

eventos

El edil de Festivales de Benidorm defiende el buen desarrollo de todos los eventos celebrados en la ciudad y el comportamiento del público, y agradece el esfuerzo de los promotores por ofrecer #culturasegura

El concejal de Eventos y Festivales del Ayuntamiento de Benidorm, Jesús Carrobles, ha subrayado hoy que “la ciudad, como el público, siempre ha cumplido con la normativa sanitaria vigente en cada momento durante la celebración de los eventos, conciertos o actuaciones que se han realizado tanto al aire libre como en espacios cerrados desde que estalló la pandemia; actuando siempre con responsabilidad y fomentando la cultura segura, un esfuerzo que han reconocido promotores y asistentes”. 

Carrobles ha contestado de este modo a una nota de prensa del secretario de Organización del PSPV, José Muñoz, en relación a un evento celebrado el sábado en la ciudad.

El concejal ha indicado que “el señor Muñoz ha estado dos veces en Benidorm y una de ellas no fue precisamente este sábado, por lo que habla desde el desconocimiento y sacando sus propias conclusiones con el único objetivo de desviar la atención sobre el daño que están infringiendo al turismo y al sector del ocio nocturno las restricciones que su partido está imponiendo a nivel autonómico”.

Carrobles ha explicado que “en el evento de este sábado, como en todos los que se han realizado en espacios municipales desde el inicio de la pandemia, se observaron todas las restricciones y medidas de seguridad sanitaria dictadas por la autoridad competente; incluso siendo aún más escrupulosos que lo que dicta la norma en relación a las distancias y aforos”.

En estos momentos al igual que el día del concierto, está en vigor la RESOLUCIÓN de 22 de julio de 2021, de la consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, por la que se acuerdan medidas en materia de salud pública en el ámbito de la Comunitat Valenciana. En el artículo 2.b del apartado ‘Medidas relativas a celebraciones, eventos y concentraciones de personas’ lo siguiente:

b) En el caso de celebrarse al aire libre, el aforo será del 75% con un máximo de 2000 personas asistentes. No obstante, se pueden establecer divisiones del espacio de hasta un máximo de 3 sectores diferenciados de 1000 personas asistentes en cada uno de ellos, con entrada y salida y aseos. En relación a este punto, el aforo del concierto fue de alrededor de 1.000 personas, un millar por debajo de lo permitido por la normativa.

A continuación, en el artículo 3 señala:

3. En todo caso, con carácter general, se deberá cumplir lo siguiente:

a) Establecimiento de butacas o asientos preasignados, manteniendo un asiento de distancia en la misma fila en caso de asientos fijos o cumplimiento con la distancia interpersonal de 1,5 metros excepto convivientes o grupos máximos de 10 personas. En el caso del recinto del auditorio Julio Iglesias, recinto se generan diferentes áreas: platea –con sillas agrupadas en un máximo de tres y con una distancia de 1,5 metros entre los diferentes grupos-; palcos, delimitados para 2 o 4 personas y con una distancia con respecto a la silla más próxima al grupo anexo bastante por encima a 1,5 metros; y balcones parcelados, con una ocupación de máximo 6 personas, en la mismas condiciones que los palcos. A la hora de configurar el recinto siempre se ha dado prioridad a generar espacios muy amplios para garantizar e incluso rebasar esa distancia de seguridad, aunque eso implique trabajar con aforos más reducidos. Además, siempre se fijan zonas con ocupaciones inferiores a las 10 personas permitidas por la norma.

b) Establecimiento de entradas y salidas escalonadas y ordenación del movimiento de asistentes con señalización del sentido de circulación o barreras físicas que delimiten los circuitos. Las puertas del recinto se abren con antelación suficiente para garantizar la entrada escalonada, cumpliéndose también en la salida. El recinto está debidamente señalizado.

“Es normal que el tal Muñoz caiga en errores a la hora de saber qué restricciones están en vigor en cada momento, con tantos bailes normativos como aplican sus compañeros del gobierno de la Generalitat y que suponen un verdadero quebradero de cabeza para los promotores de este tipo de eventos”, ha apostillado Carrobles.

El concejal del área ha subrayado que en todo momento en el recinto “hubo presencia de agentes tanto del Cuerpo Nacional de Policía y Policía Local no registrándose ninguna actuación por su parte, puesto que el comportamiento de los asistentes durante el concierto fue ejemplar”. “De no haber sido así, de haberse incumplido la normativa Covid y lo fijado en la norma, los efectivos policiales hubieran actuado de inmediato, algo que parece poner en duda el señor Muñoz”, ha indicado.

Tal y como ha aclarado el edil, “las imágenes que se han trasladado a los medios de comunicación, y que tan conveniente y torticeramente ha empleado el PSOE para su propio beneficio, corresponden a un instante muy concreto y puntual, el del tramo final de la última canción que interpretó el grupo después de volver al escenario, momento en que parte del público se había levantado de sus butacas para abandonar el recinto. Al sonar este tema final, muchos permanecieron en pie pero siempre en la zona de asientos que tenía asignada”. Durante el resto del concierto, al igual que en las cuatros actuaciones que precedieron a Camela, el público permaneció sentado en sus asientos.

Asimismo, ha señalado que “el uso de la mascarilla es el que establece la normativa del Gobierno de Pedro Sánchez. Al estar al aire libre y con distancia de seguridad, su uso no es obligatorio. Aún así, en toda la cartelería del recinto, en las locuciones que se emiten antes del inicio de cada espectáculo y el propio personal de la organización recomienda su uso en todo momento, trasladándose esta circunstancia a los asistentes y obligándoles a portarla en los desplazamientos dentro del recinto o cuando no se cumpla la distancia entre no convivientes”.

Carrobles ha remarcado que “querer hacer pasar como tónica general de un evento de más de cuatro horas lo sucedido en los tres minutos finales del mismo -como trata de hacer el secretario de los socialistas- es, además de rastrero, un engaño premeditado a la ciudadanía”. “Lo único que ha perseguido el PSPV con su nota de prensa es dañar la imagen de una ciudad que desde que estalló la pandemia ha sido siempre ejemplar en el cumplimiento de la normativa sanitaria, impulsando incluso proyectos propios para garantizar la seguridad y la salud de todas las personas como se hizo el año pasado con la parcelación de las playas, que han sido modelo para otros municipios costeros”, ha agregado. 

El edil ha dejado claro, además, que “el Ayuntamiento no organiza estos eventos, sino que cede los espacios a promotores que son los que planifican el evento y los que disponen de personal de seguridad y de control de aforos, accesos y acomodación del público”. En cualquier caso, “personal municipal está presente en todo momento para velar por el cumplimiento de toda la normativa, a lo que hay que sumar la presencia de Policía Local, CNP y efectivos de Protección Civil”.