El PSOE llevará a pleno una propuesta para retirar reductores de velocidad y los radares instalados en la ciudad

Puede ser una imagen de motocicleta y calle

El grupo municipal socialista va a llevar al pleno ordinario del próximo lunes una propuesta para retirar los radares y los reductores de velocidad instalados en diferentes puntos de la ciudad.

El portavoz socialista, Rubén Martínez, ha explicado que plantearán retirar las nueve cajas de control de velocidad que el gobierno del PP ha colocado en distintas vías de la ciudad y solo dejar los radares informativos, los denominados radares “amables” con emoticonos.

Así, Martínez ha apuntado que con toda la información obtenida por los registros de estos radares informativos, “se deberá establecer un plan de refuerzo con agentes de la policía local en las zonas donde se detecte que se superan habitualmente las velocidades máximas establecidas”.

El otro acuerdo que proponen los socialistas es retirar gradualmente los reductores de velocidad dejando únicamente aquellos esenciales en zonas especialmente transitadas por peatones vulnerables como cercanías a centros escolares, centros sanitarios o zonas con acceso restringido de vehículos.

El portavoz socialista ha vuelto a insistir en que la política de movilidad implantada por el gobierno del PP está convirtiendo a Benidorm en una ciudad incómoda para circular y para aparcar, y “esta situación puede perjudicar gravemente al turismo y al comercio”. “Circular por Benidorm se ha vuelto muy complicado por el exceso de reductores de velocidad, por los radares y por los límites de velocidad fijados por el PP. Creemos que estas medidas están afectando ya al comercio y al turismo nacional”, ha indicado.

Para finalizar, Martínez ha destacado que espera que el equipo de Gobierno “recapacite”, “rectifique”” y “apoye unas medidas que cuentan con el apoyo de asociaciones empresariales y de muchos vecinos y vecinas de la localidad”.