¿Cooperativas de vivienda ahora?

Bernat Mira Tormo.- Desde hace ya mucho tiempo, he dedicado bastante tiempo al estudio del Cooperativismo, Auto-gestión, Sociedades Laborales, leyendo todo lo que he podido sobre sociedades de tipo horizontal, o sea controladas desde la base.

El desarrollo del cooperativismo, es una asignatura que todavía tenemos pendiente, y tal y como está el panorama, le veo una enorme potencialidad de futuro.

¿Por qué no hacer una cooperativa de viviendas, donde los municipios aporten terreno barato o gratis, como en Marinaleda, para poder construir viviendas de calidad y amplias, en un buen entorno social?

Sé, que no se pueden extrapolar la situación particular de la política de la vivienda que hacen en Marinaleda, a la situación particular de la vivienda que tenemos por aquí. Pero algunas ideas sí que se pueden estudiar por si es factible aplicarlas.

¿Quién tiene que controlar el terreno urbanizable disponible que tenemos aquí? ¿El gobierno valenciano? ¿Los municipios? ¿Las empresas constructoras? ¿Una organización mixta? ¿Quién?

Por la hipoteca de una vivienda en Marinaleda se pagan 15 euros mensuales, ¿Por qué es ello posible?

-Porque el terreno para las viviendas, los cede gratis el ayuntamiento, así, como los arquitectos y todos los trabajadores necesarios para construir la vivienda.

¿Entonces los 15 euros mensuales que pagan de hipoteca, para qué son? Son para pagar los materiales de construcción de la vivienda que les concedió la Junta de Andalucía, para hacer la vivienda.

¿Cuál es el valor total de la vivienda en Marinaleda?

–El valor total de la vivienda son 400 jornales, de 35 horas semanales, con una paga de 1.200 euros mensuales.

Si hay voluntad política, se pueden hacer muchas cosas, porque la capacidad técnica se va cogiendo mayoritariamente con la práctica. Nadie nace enseñado, y cuando te equivocas, se rectifica y no pasa nada.

Hay que reclamar el derecho a equivocarse, porque si uno no se puede equivocar, es mala señal, porque demuestra que alguien decide por él. No sé quién dijo, que el paso de la teoría a la práctica, es un salto mucho más peligroso que el de la utopía a la ciencia, pero es necesario darlo y aprender de los errores, porque de lo contrario nunca iremos a ninguna parte.

¿Verdad que no conocemos ningún pueblo por atrasado que esté, sin ayuntamiento? Nunca he oído decir en ninguna parte, que haya un pueblo sin ayuntamiento, porque no están sus habitantes lo suficientemente preparados para tenerlo.

Así que cuando la crisis de la construcción, se juntó con la de las hipotecas basura, se estaban haciendo viviendas por el precio de 20, 30 o 40 millones de pesetas, de manera que sí un trabajador se comparaba una vivienda, se hipotecaba por un espacio de tiempo tan largo que se hipotecaba para toda su vida, y al final la tienen que terminar pagando sus nietos.

Este era el caso de los que tuvieron que comprarse una casa para vivir en ella. Y como las financieras y los bancos dijeron, que el precio de las viviendas solo podía subir, algunos de los que compraban las viviendas se lo creyeron, y se empeñaron comprando una vivienda por el doble de lo que valían. O sea, que los que hicieron un buen negocio con las viviendas fueron como siempre los especuladores. Y más de algún mal pensado creerá, que buena parte de los mismos grupos y entidades financieras y bancarias que especularon forrándose entonces, son los mismos que adquirieron por una miseria estas mismas viviendas, para volverlas a poner ahora otra vez en el mercado al precio de ahora, o sea que han pegado el pelotazo dos veces.

Solo hay que mirar los ejemplos que tenemos aquí sobre Cooperativas de Viviendas.Aquí en Benidorm, hace ya años mucho antes de la crisis de la construcción, se hizo una cooperativa de viviendas y les salió muy bien, las hicieron en la Avenida de Andalucía, eran amplias, bien construidas y en un buen entorno, pero no tuvo continuidad, porque solo querían hacerse una buena vivienda para ellos, conozco muy bien el caso, porque muchos de ellos eran y son amigos míos.

Hoy hay muchas más posibilidades que entonces, para que se desarrollen las cooperativas de viviendas y además totalmente equipadas ecológicamente con energías renovables. Espero y deseo que así sea.