L’Alfàs aprueba la expropiación de 7.996 metros cuadrados para la construcción de un nuevo carril bici

El nuevo carril bici conectará la zona de l’Albir con Benidorm y está presupuestado en 946.477 euros, ha informado el alcalde de l’Alfàs del Pi Vicente Arques.

El Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi expropia 7.996 metros cuadrados, para la ejecución de mejoras de movilidad y accesibilidad de primera necesidad en el tramo de la carretera turística CV-753 denominado Camí Vell d’Altea, un vial que soporta un tráfico rodado muy intenso y conecta Benidorm con la zona de l’Albir. Un proyecto presupuestado en 946.477 euros, de una gran relevancia para el desarrollo urbanístico y social del municipio, ha destacado el alcalde de l’Alfàs del Pi, Vicente Arques, en una visita técnica realizada junto a los concejales de Urbanismo, Toni Such, y de Servicios Técnicos, Oscar Pérez.

El proyecto, una vez aprobada la expropiación de los terrenos, se encuentra en un estado muy avanzado y contempla la construcción de un carril bici y aceras en ambos lados del trazado de 5,5 metros, “obras necesarias y de utilidad pública” ha subrayado Arques, centradas en aspectos fundamentales como son la movilidad y accesibilidad, y en consecuencia también, la seguridad y el respeto por el medio ambiente ya que se fomenta el uso de medios de transporte saludables como la bicicleta. “Unas obras que aspiran a contar con financiación de la Generalitat Valenciana a través del nuevo programa operativo de fondos europeos FEDER 2021-2027, que seguramente se aprobará en verano, lo que nos permitiría iniciar las mejoras en esas fechas”.

El trazado actual permanece invariable y se le dota de un ancho de 7 metros, adosándole aceras de 5,5 metros en ambos lados, además de un carril bici en la margen norte de la carretera. Adicionalmente, explica el concejal de Urbanismo Toni Such, se equipará a toda la zona de red de aguas pluviales, agua potable, alumbrado público y nueva señalización viaria tanto horizontal como vertical. La superficie expropiada dado el interés social de la actuación es de siete mil novecientos noventa y seis metros cuadrados, terrenos clasificados en el vigente Plan General de Ordenación Urbana como suelo no urbanizable. El procedimiento expropiatorio escogido es el de tasación conjunta, al considerarlo el más adecuado, para compatibilizar la necesidad de una pronta ejecución con la garantía y salvaguarda de los derechos de los afectados.

En definitiva unas actuaciones necesarias para dar solución a los problemas de conectividad y accesibilidad existentes entre la zona de la playa de l’Albir y el casco urbano de l’Alfàs, y al mismo tiempo con la vecina localidad de Benidorm.

Hablamos de la principal vía de conexión de l’Albir con la vecina localidad de Benidorm. Desde el punto de vista de la imagen y escena urbana, el actual estado de la carretera (hasta su conexión con la zona urbana de l’Albir) deja mucho que desear, al encontrarse todos los terrenos adyacentes a la carretera en total estado de abandono.