El casco urbano de l’Albir se va a transformar en un circuito a favor del uso cicloturístico

El Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi iniciará la próxima semana las obras de una nueva ciclovía de 1’5 kilómetros de trazado, más 2 kilómetros de ciclocalle, lo que va a permitir conectar el casco urbano de l’Albir, con el Camí Vell d’Altea y el Paseo de las Estrellas. Una actuación presupuestada en 240.000 euros, que viene a reordenar una zona muy saturada de tráfico, según ha informado el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de l’Alfàs, Toni Such, y supone “una apuesta decidida en pleno circuito urbano de l’Albir por el uso de la bicicleta, que va a transformar el Bulevar de los Músicos en ciclocalle”.

Esta mañana el alcalde de l’Alfàs, Vicente Arques, ha presidido la reunión previa al inicio de las obras, celebrada de forma telemática mediante un sistema de videoconferencia, donde junto al concejal de Urbanismo y Movilidad, Toni Such, han asistido técnicos municipales y de la empresa adjudicataria Pavasal Empresa Constructora S.A.

Se trata de nuevo carril bici en la misma arteria principal de l’Albir, que junto al tramo de ciclocalle, va a generar un circuito urbano a favor del uso cicloturístico, enlazando con los ya existentes y priorizando el uso de la bicicleta. “Un medio de transporte que reduce la contaminación y favorece la movilidad saludable”, destaca el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de l’Alfàs, Toni Such, una actuación en sintonía con la preocupación de cada vez más personas por el medio ambiente. Las obras comienzan la semana que viene, anuncia el edil, y van a permitir ordenar las secciones viarias, tanto ciclistas como rodadas, facilitando una conexión más segura con las poblaciones vecinas de Benidorm y Altea.

Al proyecto inicial de la ciclovía, un tramo de 1’5 kilómetros y como mejora, se ha unido un trazado de 2 kilómetros de ciclocalle, todo el Bulevar de los Músicos “una vía unidireccional limitada a 30 km/h en la que las bicicletas tienen preferencia” explica Such, lo que no impide que transiten otros vehículos.

Más allá de habilitar nuevas ciclovías y ciclocalles, concluye el concejal de Urbanismo, esta decisión obedece al modelo de desarrollo urbano sostenible e integrador propugnado desde el Gobierno de l’Alfàs, a través de la eliminación de barreras, mejora de la accesibilidad y movilidad en todo el término municipal, y por supuesto, primando la salud del individuo y el respeto por el medio ambiente, apostilla Such. Unos itinerarios de gran atractivo turístico, llamados a enlazar el casco urbano de l’Albir con las urbanizaciones y poblaciones limítrofes “de forma saludable y segura”.