Más de 6.000 personas visitaron de forma escalonada los cementerios durante Todos los Santos y días previos

El Ayuntamiento de Benidorm amplió los horarios, estableció controles de acceso y aforos, y reforzó la limpieza y desinfección garantizando las medidas higiénico-sanitarias

Más de 6.000 personas visitaron de forma escalonada los cementerios durante Todos los Santos y días previos

Algo más de 6.000 personas visitaron los cementerios de Benidorm “de forma escalonada” durante la festividad de Todos los Santos y en los días previos, según ha informado la concejala del área, Ángela Llorca, quien ha incidido que “desde el Ayuntamiento se adoptaron todas las medidas necesarias para garantizar en todo el momento el cumplimiento de las directrices higiénico-sanitarias”.

Así, Llorca ha recordado que “durante 6 días, del 28 de octubre al 2 de noviembre, se amplió el horario de los camposantos, que estuvieron abiertos de forma ininterrumpida desde las 08.00 a las 19.00 horas, para favorecer que la asistencia a las instalaciones fuera fluida y escalonada”.

Además, dentro del protocolo sanitario se estableció un control de accesos y de aforos. Unos aforos que quedaron fijados en 186 personas de forma simultánea en el cementerio ‘Mare de Déu del Sofratge’ y 1.816 en el de ‘Sant Jaume”, y que “en ningún momento se llegaron a completar”.

Según los datos recabados en el control de accesos de ambas instalaciones, el 1 de noviembre fue la jornada con más asistentes al cementerio de ‘Sant Jaume’, con un total de 1.801 personas a lo largo de toda la jornada; mientras que los días anteriores se cerraron con 890 –jueves, 29 de octubre-, 1.015 –día 30- y 1.430 –sábado 31-.

En el caso del cementerio ‘Mare de Déu del Sofratge-, el viernes visitaron las instalaciones 333 personas, 296 lo hicieron el sábado y 333 el domingo día 1. “En el momento con mayor ocupación, hubo 60 personas en las instalaciones, un tercio del aforo máximo fijado”.

Llorca ha destacado que “la población entendió perfectamente la situación excepcional provocada por la pandemia y repartió sus visitas a los cementerios en varias jornadas, lo cual agradecemos una vez más”. 

Al margen del control de accesos y aforo, el Ayuntamiento desplegó un dispositivo especial de limpieza para la desinfección continua de los elementos de uso común y los baños públicos. Asimismo, la entrada y salida se realizó por puntos diferenciados para evitar la confluencia de personas y en el interior de las instalaciones se señalizaron los itinerarios de circulación. En los accesos y salidas se instalaron dispensadores de gel hidroalcohólico; y el uso de la mascarilla fue obligatorio, así como el de guantes para utilizar los elementos de uso común, como escaleras y fuentes.