El Ayuntamiento de Benidorm cederá el Auditorio Julio Iglesias al Consejo Parroquial para las misas a los patronos de los días 8 y 9 de noviembre

Al margen de las dos homilías, no se autorizará la celebración de eventos ni se permitirá la apertura de locales durante los días en que debían celebrarse las Fiestas Mayores Patronales

El Ayuntamiento cederá el auditorio Julio Iglesias al Consejo Parroquial para las misas a los patronos de los días 8 y 9 de noviembre

El Ayuntamiento de Benidorm va a atender la petición traslada por el Consejo Parroquial y cederá el auditorio Julio Iglesias del Parque de l’Aigüera para la celebración de las misas que el órgano eclesiástico organizará los días 8 y 9 de noviembre en honor a los patronos, la Mare de Déu del Sofratge y Sant Jaume. Así se ha comunicado hoy en una Junta de Portavoces en la que también ha participado el concejal de Fiestas, Jesús Carrobles, y en la que el alcalde, Toni Pérez, ha trasladado que se ha adoptado esta decisión para que “el desarrollo de estas misas, que suelen congregar a muchos benidormenses, se realice con las máximas garantías y no se produzcan problemas de aforo, acceso o aglomeraciones en la parroquia de Sant Jaume i Santa Ana”.

Carrobles, por su parte, ha recordado que “el auditorio Julio Iglesias está totalmente adaptado a las directrices y normativa sanitaria para el desarrollo de espectáculos al aire libre, por lo que el Consejo Parroquial ha entendido que es el recinto más apropiado”. El edil ha avanzado que “el Ayuntamiento colaborará logísticamente, a través de los servicios técnicos, en el montaje de la infraestructura necesaria para estas misas”.

Asimismo ha aclarado que “al margen de estas dos homilías que organiza el Consejo Parroquial, el Ayuntamiento no va a autorizar la celebración de eventos durante los días en los que debían celebrarse las Fiestas Mayores Patronales, como tampoco va a autorizar la apertura de locales o sedes festeras”.

“Estamos convencidos –ha subrayado- que el comportamiento de los benidormenses durante esos días va a ser ejemplar, al igual que lo ha sido en las fechas en las que en la ciudad se celebran otras fiestas que también han quedado en suspenso debido a la crisis sanitaria de la Covid-19”. En cualquier caso, desde la Concejalía de Seguridad Ciudadana se pondrá en marcha “un plan especial para controlar que todo el mundo cumple con las directrices sanitarias y que no se produzcan posibles concentraciones de personas por encima del límite establecido por las autoridades”.

Renuncia de las entidades festeras a sus subvenciones de 2020

El alcalde ha recordado que el Ayuntamiento de Benidorm va a destinar a las ayudas municipales a familias los fondos incluidos en el presupuesto de 2020 para entidades festeras, 214.000 euros. Una decisión que se ha adoptado de común acuerdo con las propias entidades festeras, que han renunciado a sus subvenciones.

Los 214.000 euros que se van a detraer del presupuesto de Fiestas, se corresponden con: 150.000 euros de subvención nominativa para la Comissió de Festes Majors Patronals; 35.000 euros de la Associació de Penyes ‘Verge del Sofratge’; los 8.000 euros que anualmente aportamos a las fiestas de Beniardá; y los 21.000 euros reservados para las ayudas a entidades festeras en régimen de concurrencia competitiva.