Decir la verdad y no quedarte en el intento

“DECIR LA VERDAD Y NO QUEDARTE EN EL INTENTO”    Antonio Mejías

Antonio Mejías.- Corrían los primeros años del segundo milenio, viendo el comportamiento de los españoles, le comenté a un amigo, “en España, los grandes cambios los tendrá que hacer la izquierda”.

Poco tiempo después ya empecé a oír “Yo lo que quiero es calidad de vida”, habíamos pasado lo duro de la crisis económica de finales de los 90 y encaminábamos una recuperación que se antojaba duradera. Entonces apareció ZP, “válgame la virgen, que diría un compañero”, poco se tardó en volver al camino de la crisis, siempre negándola o echando la culpa a los de siempre, evidentemente al pasar de la calidad de vida a estar parado, ya votas con la cabeza y no con la ideología, aun así, costaba que la gente viera la realidad de la vida, ¡de esta no nos sacaría ZP! “para que roben los tuyos, que roben los míos”, “yo he votado toda la vida a la izquierda y no voy a cambiar”, me llego decir una señora mayor.

Está claro que no quería ver cómo estaba el tema, casi quebrados y sin cambios posibilidades en el horizonte. Llegó el momento de sacar la bolita, ya no se podía disimular más, el tema era muy grave, empezaron las bajadas de sueldo, peligraba la pensión, etc. Ya no se podía retrasar la decisión, nos tocaba que la UE nos rescatara y nos salvara, eso sí, con muchos sacrificios. “Entonces “ZP” decide irse, que venga otro, que yo me he gastado todo el dinero y ya no me divierto”. Ya sabemos que el pueblo español con la situación de paro, embargos, amargura y hambre en muchos casos, por segunda vez, votó de nuevo al PP para que les sacase las castañas del fuego. Al igual que cuando votaron a Felipe González en los 80, a “RAJOY” le otorgaron una mayoría absoluta para que nos sacase de aquella maldita situación, “malditos roedores” que diría Mr JINKS.

¿Conocéis la frase cómo estás? manzanas traigo. Pues eso, sólo se dedicó al tema económico, “no solo de pan vive el hombre” que diría mi profesor, esta vez sería peor, CUATRO AÑOS PERDIDOS, nada de seguir con el Trasvase Hidrológico Nacional que paralizo “ZP”, nada de derogar la ley de memoria histórica, etc. Y nuevamente volvió lo de “Calidad de vida”, esta vez aún peor; aparece el “15 M y con él, Iglesias y los suyos” ¡que gente lleva la virgen!, que diría un paisano. Era una cuestión de tiempo que volviésemos a la gobernanza de la izquierda, no es de extrañar si la educación y las televisiones, al menos en su gran mayoría, están capitaneadas por personas con pensamientos de izquierda cuasi comunista, separatistas, nacionalistas.

Echaríamos de menos el PSOE de Felipe González y los del PP estaban lejos de tener el espíritu combativo de Aznar. ¿Qué podía pasar? pues eso, que volveríamos a entrar en crisis. Esta vez el pensamiento ideológico es más fuerte y recalcitrante, por lo que los daños también serán de ese nivel. ¡Como veis el día de la marmota ha vuelto con su peor versión, esta vez ideologizada y revolucionada!. Llegó la crisis del coronavitus con más de 24.000 muertos. Ya veis algunos medios de comunicación, culpando como no, a los demás, con sus buenismos y demás. Esta vez la estrategia es diferente, pero los fines son los mismos, adormilarnos, entretenernos con tonterías en las tv, controlándonos, porque esta vez además de una crisis económica la hecatombe nos ha llegado a través de una grandísima pandemia, que menos mal, como dijeron, “gracias a que tenemos el mejor gobierno posible”, todo ha salido mejor de lo esperado, ya veis, nuevamente las medidas drásticas las vuelve a dirigir la izquierda.

¿Os imagináis todo esto con un gobierno del PP?, yo no quiero ni pensarlo. Creo honradamente que, en los años 80 nos equivocamos de camino, evidentemente quejarse ahora no vale de nada, es fácil desde la lejanía decirlo, pero ver a dónde nos ha llevado y aprender, sí o no, depende de las intenciones. Hemos decidido que nos gobiernen estos políticos, a ellos les corresponde sacarnos del abismo, y no vale que vuelva por tercera vez el PP para tomar las medidas drásticas que esta vez sí que hay que tomar. Nadie nos va a librar de esta tragedia, es la única manera que veo para que de una vez por todas, la gente vea la realidad, la verdad de las cosas.

El mes de junio, si como es de esperar salimos del estado de alarma, no creáis que todo va a ser como antes de la pandemia, si antes no había dinero, ahora imaginaros. Nos dicen que la recuperación será en V asimétrica, “cuando no tengas una idea, inventa una palabra”. Más parados, más impuestos y más pobreza. ¿Habrá dinero para pagar a los funcionarios, a los pensionistas y a los muchos millones deparados este 2020?. Exacto, esa es la cuestión, se calcula que dependerán de los presupuestos del reino de España 21.000.000 de personas. Honestamente, creo que no, tendrán que ayudarnos los malvados de la UE, los malditos hombres de negro, nos pedirán eliminar los gastos superfluos, entre otras cosas, ya que nosotros nunca lo haríamos, ya pasó en 2012 y ya visteis que fue aún peor. La buena noticia es que a Grecia, Portugal e Irlanda, les fue bien, lo malo que sucede es que “Spain is different”.