Indignación y preocupación ante el desconocimiento de las necesidades de los autónomos y pequeños empresarios de España por parte del Gobierno

La imagen puede contener: cielo y exterior

Eso es lo que nos transmite el Gobierno de España vistas las últimas y desafortunadas medidas económicas, que revelan que el Gobierno desconoce por completo como es la gestión interna de una pequeña empresa y el día a día de un autónomo, aplicando unas muy perjudiciales medidas económicas y laborales que han sido aprobadas hasta la fecha.

LA SALUD LO PRIMERO

Desde el colectivo comercial y empresarial de Benidorm y Provincia al que representamos, somos conscientes que las medidas sanitarias para atajar esta pandemia, deben ser lo más drásticas y contundentes que consideren los expertos en la materia para vencer a este virus lo antes posible y así poder volver a la normalidad de nuestras vidas tanto en lo personal como en lo profesional.

Así mismo desde estas líneas, queremos hacer pública nuestra gratitud a las personas que están en primera línea de fuego para combatir la pandemia y en especial al personal sanitario, voluntarios, farmacéuticos, comerciantes y empleados de la alimentación, medios de comunicación así como a la Guardia Civil, Policía Nacional, Policía Local y al Ejército de España que arriesgan más aún su propia salud sin contar con el debido material de protección, lo que hace más heroico si cabe su labor hacia los demás.

INDIGNACIÓN

Sí, indignación porque al pequeño empresario y al autónomo, se nos trata con desaire, sin tenernos en cuenta a la hora de tomar las decisiones económicas que afectan no solo a nuestras empresas, sino al conjunto de la sociedad y en definitiva, al empleo que dependen de las mismas.

La micropyme (empresa con una plantilla inferior a 10 trabajadores y cuyo volumen de negocio y balance es inferior a 2 millones de euros) y el autónomo, somos los sujetos tributarios más castigados y olvidados en las medidas aprobadas desde que se declaró el estado de Alarma, donde no se ha tenido en cuenta el peso específico que tenemos en el tejido empresarial de España.

Consideramos que el Estado no puede abandonar a su suerte y no dar facilidades a este sector que es tan importante en la economía española y que va a sufrir el negativo impacto que la situación creada por la pandemia está generando y va a generar en el mantenimiento de los negocios y las pequeñas empresas en los próximos meses.

Un país que no genera riqueza, ni facilita la inversión privada, ni elimine cotizaciones o impuestos a aquellos que como los autónomos o pequeños comerciantes han tenido que cerrar sus negocios afectados por el Decreto del estado de Alarma o han dejado de tener ingresos por el confinamiento, no puede prosperar ni pretender tener un tejido comercial moderno y atractivo, tan importante para la atracción turística de la que tanto depende nuestra ciudad y nuestra provincia.

Y no menos preocupante ha sido para nosotros la aprobación del nuevo régimen de los Despidos que primero se explicó por la Sra. Ministra de Trabajo como una prohibición total, pero que luego hemos comprobado en el BOE como lo que se ha aprobado en realidad no es más que un encarecimiento de dichos despidos que partes de presumir que el pequeño empresario y el autónomo están ávidos de efectuar despido cuando en realidad lo único que pretendemos es poder subsistir ante la nueva situación, y que las cargas sociales y tributarias no dificulten más esa posibilidad de subsistencia que no de lucro como parece hacer ver la Sra. Ministra en la extraña explicación que dio de la nueva norma que, a buen seguro, solo puede provocar más cierres de negocios y con ello más desempleo.

PREOCUPACIÓN

Sí, como hemos dicho, los comerciantes están preocupados por la “obligación” de tener que seguir cumpliendo con las medidas fiscales ante las diferentes Administraciones aun teniendo sus persianas bajadas y sin poder generar ingresos con los que poder cumplir con los compromisos adquiridos ante proveedores y acreedores.

Detectamos una falta de gestión eficaz en esta crisis en lo referente a la economía, y una falta de colaboración con la patronal empresarial y sindical a la hora de anunciar y aprobar Decretos Ley que afectan a este sensible sector.

Incluso una de las medidas tomadas por el Consejo de Ministros, concretamente la regulación hecha de los ERTE, como han manifestado las organizaciones empresariales más importante a nivel provincial y nacional, han generado más incertidumbre e inestabilidad económica y social que dar solución al problema.

Consideramos que la falta de aplicación de medidas de apoyo hacia el sector de las pymes y autónomos del pequeño comercio y de servicios, van a provocar una larga lista de cierre patronal y de desempleo difícil de recuperar a medio y corto plazo.

Por tal motivo, instamos al Gobierno de la Nación y al Autonómico a que adopten medidas complementarias para el sector comercial, autónomos y de servicios que dependemos exclusivamente del turismo, como es nuestro caso.