Encarna Marín, fotógrafa: “Benidorm tiene mucho más atractivo de lo que la mayoría de gente conoce”

thumbnail_DebraEncarna

Encarna Marín comenzó su trayectoria en la fotografía en 1980. Como profesional ha trabajado para diferentes editoriales como Anaya, Santillana y Planeta. Ha formado parte del estaff de la agencia americana IBID hasta su desaparición. También ha ejercido su profesión en el campo de la moda, en publicidad, y para diversas empresas e instituciones. Desde 1984 se ha dedicado paralelamente a la enseñanza. Ha impartido cursos, conferencias y numerosos talleres.

Un reportaje de Belén Richarte

Su formación artística la ha recibido de manos de fotógrafos tan relevantes como Eva Rubinstein, Humberto Rivas o Cristina García Rodero. Estudió en el CEV Madrid – Escuela Superior de Comunicación, Imagen y Sonido, y en la escuela de la mítica galería Image de Madrid. Tiene el título de Experta Universitaria en Artes visuales, Fotografía y Acción Creativa por la UMH. Sus estudios de conservación de fotografía los realizó con el conservador Ángel Fuentes de Cía.

thumbnail_32_HIJOSÁngeles en el metro, 1993

Su trabajo ha sido exhibido y publicado en España, Inglaterra, México y USA. Forma parte de colecciones tanto públicas como privadas. Parte de él está recogido en la monografía Hijos del Momento, publicada por la Fundación Cajasol.

Entrevista a Encarna Marín, Fotógrafa

         1º ¿Cuándo empezó tu interés por la Fotografía?

Desde muy pequeña tengo recuerdos muy marcados con cámaras fotográficas. Más tarde (13/14 años) me compré con mis amigas una cámara por un catálogo, y aunque nunca encontré película para ella, yo hacía fotos sin parar.

 

thumbnail_34_HIJOS

Eva con su cama con su gato, 2001

         2ª ¿Quién o quiénes fueron tus “ídolos” fotográficos?

Cuando empecé a trabajar en el periódico Odiel seguía mucho a Marisa Flórez, la única mujer fotógrafa de la que tenía referencia. Después ya en Madrid en la Galería Image, conocí el trabajo de Eva Rubinstein y quedé completamente impactada por su obra. Rubinstein, fue discípula de Diane Arbus, y ésta a su vez lo fue de Berenice Abbott. Haber tenido la oportunidad de ser alumna de Eva es un gran honor para mí.

thumbnail_40_HIJOSPetrita con Rommel en su casa de la Gran Vía, 1995

         3ª La fotografía es un Arte, como el Arte en general, de dudoso futuro y a veces, sobretodo en los inicios, de difícil remuneración. ¿En su momento tu familia te apoyó cuando decidiste apostar por la Fotografía como forma de vida?

Mis padres eran personas muy tradicionales y les costó mucho entender que quisiera dedicarme a algo que entrañaba tanta dificultad y más para una mujer.

thumbnail_41_HIJOSMenchu con la cabeza en el cielo y los pies bien apoyados, 2000

         4ª Si pudieras volver al principio apostarías de nuevo por trabajar como fotógrafa?

La fotografía no sólo ha sido para mí una forma de vida, sino un camino de crecimiento y expresión. Reconozco que ha sido y es muy duro, pero si no hubiera apostado por la fotografía sería otra persona distinta, no habría conocido a personas que gracias a mi trabajo he podido conocer, con todo lo que me han aportado;  así como tampoco habría vivido la maravillosa experiencia de retratar cada espacio, cada objeto o cada piedra, que he tenido la suerte de fotografiar…, no puedo imaginar mi vida de otra manera.

thumbnail_42_1HIJOSDebra a los cinco meses, 1996

         5ª Comenzaste en los locos años ochenta, en los que los aires de libertad se respiraban por cualquier rincón de España. ¿En qué ha variado la Fotografía desde entonces hasta ahora?

A nivel general el cambio más grande fue con la llegada de la fotografía digital. El desarrollo de ésta hizo que a través de la cámara del móvil y las redes sociales, la fotografía hoy forme parte de la vida diaria de  la mayoría de las personas.

thumbnail_47_1HIJOS_TRI

Debra en el verano de 2003, 2003

A nivel profesional creo que ha cambiado sobre todo en que somos más mujeres que entonces y hay más respeto hacía los fotógrafos/as. Antes había publicaciones que sólo ponían el nombre de la persona que redactaba el texto, las fotos se suponía que se hacían solas. Ja ja ja…

Y otro cambio importante a mejor es que ya nadie duda que la fotografía es un arte,  y en aquella época aún estaba abierta esa discusión.

thumbnail_56_HIJOSLa señora Franca en su buhardilla, 1985

         6ª  Como  profesional has trabajado para diferentes editoriales como Anaya, Santillana y Planeta. ¿Cuál era la labor que desempeñabas?

Hacía fotografías para libros: cubiertas, portadillas, contracubiertas y retratos de autores.

        7ª También has formado parte del estaff de la agencia americana IBID hasta su desaparición. ¿Qué significa estar en el estaff de una agencia de estas características?

Pues un honor, la verdad. Yo me pasé años soñando con entrar en esa agencia, pero no sabía cómo, era otra época. Y un día, de la noche a la mañana estaba trabajando con ellos y además sintiendo de su parte un gran respeto por mi trabajo.

        8ª Otra vertiente en tu larga trayectoria profesional que has tocado ha sido en el campo de la moda. ¿Es difícil trabajar con modelos?

En absoluto. Los modelos y las modelos son personas como las demás, hay de todo. Si te abres y les explicas claramente lo que en ese momento determinado (la sesión) desearías compartir con ellos/as, es un auténtico gozo porque son profesionales y es más fácil entenderse. Yo amo hacer moda.

        9º Igualmente has trabajado en publicidad y para diversas empresas e instituciones. ¿Cómo se lleva estar a las órdenes o bajo la supervisión de los “creativos”?

Yo en publicidad reconozco que he tenido suerte porque casi siempre me han dado total libertad, incluso en campañas importantes, así que agradecida.

        10ª Desde 1984 has compaginado tu trabajo como fotógrafa con a la enseñanza: has impartido cursos, conferencias y numerosos talleres. Como profesora, ¿en qué les has hecho más hincapié a tus alumnos y alumnas para que sean buenos profesionales de la fotografía? ¿Cuál es la base de un buen fotógrafo?

Pues para mí es muy importante conocer la técnica, pero para asimilarla y olvidarse de ella. Es verdad que hay que estar en constante formación, como en cualquier otra profesión, pero es muy aburrido hablar continuamente de técnica y de aparatos fotográficos, lo importante es el camino y el resultado, aunque se haga con una caja de zapatos. Así que en lo que más he insistido siempre es en que mis alumnos/as tuvieran una cultura visual, hay que conocer la historia, porque cuando se conoce, se aprende a ser más humilde, y eso es muy importante en esta profesión y en la vida. Creo que la base de un buen fotógrafo es el corazón, si no hay,  puede ser un trabajo perfecto, pero le faltará calidez humana.

thumbnail_67_HIJOSLa reina del metro, 1992

        11ª Has recibido la formación artística de fotógrafos de la talla de Eva Rubinstein, Humberto Rivas o Cristina García Rodero, entre otros. ¿Qué destacarías o qué te ha aportado cada uno de ellos?

Pues te diría que los tres me han transmitido por igual la pasión y el amor por nuestro trabajo.

        12ª  Tus estudios de Conservación de Fotografía los realizaste con el conservador Ángel Fuentes de Cía. ¿Cuál es la labor de Conservación de Fotografía? ¿Es un trabajo minucioso y para el que hay que tener mucha paciencia y unas manos que casi rozan el prodigio?

El trabajo de un conservador debe ser sobre todo preventivo, tener monitorizado el material que tengas a tu cargo y realizar las labores de prevención necesarias en cada momento. Cuando hay un daño, en los casos que se pueda,  ya son labores de restauración, y sí son labores muy complejas.

        13ª ¿Qué significa para tu trayectoria la colección Hijos del Momento?

Pues significa un antes y un después en mi trayectoria, trabajar con Lola Garrido y Paco del Río (que en paz descanse) fue un momento único e irrepetible.

        14ª ¿Visitas Benidorm con frecuencia? ¿Qué te parece su luz, sus rincones, su mar...?

Vengo a Benidorm desde hace 30 años o así. Ahora estoy aquí por razones familiares, principalmente por mi hija. Ella ha sido quien me ha hecho conocer un Benidorm distinto y más bello del que yo conocía. Pensé que era una pena que esa parte de Benidorm fuera desconocida y me he puesto a fotografiarla bajo el título “Benidorm en calma”. Esta ciudad tiene mucho más atractivo de lo que la mayoría de la gente conoce.