La importancia de la sal en la época prehistórica

Resultado de imagen de la sal en la época prehistórica

Bernat Mira Tormo.- Decía Astarloa:<<… que los antiguos escritores que por primera vez escribieron el nombre de CELTIBEROS y CELTIBERIA, lo hicieron, por error.

Ya que según él, se equivocaron al traducir CELTIBEROS por ZALTÍBEROS, y CELTIBERIA por ZALTIBERIA. Esta misma zona o comarca, era conocida por los romanos con el nombre de Saldaba o Zaldua, y los vascos la conocían, por el nombre de ZALDIBAR.

ZALDIBAR en vasco significa “ribera de caballos>>. Y todavía hoy, como dice Astarloa, se puede ver en una de las anteiglesias del Señorío de Vizcaya, el nombre de ZALDIBAR, que en castellano llaman SALDUA o ZALDUA.

El territorio llamado en la antigüedad ZALDIBAR por los vascos y ZALDUA o SALDUA por los romanos, equivale a la actual Zaragoza y su comarca.

ZALDUN en vasco significa “caballero”. Y zaldun = “caballero”, en vasco literalmente significa “el que tiene un caballo”. Y caballo se llama en vasco ZALDI.

Humboldt, citando a Estrabón escribió: <<Solamente hace mención de los Celtiberos cuando sus descripciones le brindan esa oportunidad, sin dedicarles una atención particular y menos aún de forma que indique su diferencia con los iberos. Jamás afirma que tuviesen un idioma propio>>. En mi opinión no encontraban diferencias idiomáticas, porque no las había.

Sigue Humboldt: <<Diodoro Sículo, por el contrario, en un pasaje citado con frecuencia, se extiende ampliamente sobre los celtiberos, a quienes compara también con los lusitanos. La principal diferencia consiste en la forma de guerrear y en los aspectos del carácter que en el influyen…>>.

Y sigue: <<Aunque menos rápidos y ágiles que los iberos, los celtiberos eran más valerosos en el combate y más temibles en las batallas a campo abierto. También en las armas había diferencia, pero la más importante se refería al tamaño del escudo. Los Celtiberos habían conservado el escudo largo de los galos, mientras que los Lusitanos de acuerdo a su forma de combatir, preferían uno más pequeño que podían girar con facilidad en cualquier dirección para detener los golpes. Los Celtiberos, más dispuestos para el combate en campo abierto, disponían de mejores armas defensivas, como el yelmo y la coraza>>.

Sigue Humboldt:<<Por el contrario, su forma habitual de vivir era diferente. Los iberos eran más sobrios, e incluso en situaciones de abundancia comían poco, según la acusación de Ateneo por avaricia. Los montañeses se alimentaban las dos terceras partes del año de un pan que preparaban con bellotas majadas. Por el contrario, los Celtiberos vivían con mayor abundancia, comían mucha carne de todas clases, y la hospitalidad entre ellos era una virtud y un orgullo>>.

Esta última lectura nos demuestra claramente, que los iberos ya disponían de cierto tipo de agricultura, y el agricultor, depende de las cosechas; y como hay cosechas buenas y cosechas malas, tenían que guardar cuando tenían, para cuando no tuvieran. Esta manera de pensar, ha estado siempre muy arraigada entre los agricultores de todas partes.

Que los celtiberos usaran, yelmo, coraza y escudo grande, parece claramente indicarnos que era para defenderse mejor encima del caballo. Y esto explicaría, porque eran superiores en la lucha a campo abierto. Por lo general los pueblos se adaptan al medio en el que viven.

Muchas veces, la realidad puede ser, como dice mi amigo Fº. García Berlanga, mucho más sencilla de lo que solemos creer. En mi opinión, los celtiberos por la gran abundancia de carne que consumían, sería poco probable, que fueran agricultores. Y si no eran agricultores, ¿Qué eran? Pues casi con toda seguridad eran jinetes pastores nómadas o semi-nómadas, que muy probablemente ya hacían en aquellos tiempos, los recorridos de la trashumancia.

Su principal riqueza eran los “ganados”, que, al estar basados en los pastos, les obligaba a desplazarse en busca de nuevos pastos. Lo que nos demostraría que al tener que avanzar, cuidando y defendiendo sus ganados, les impedía ser tan ligeros y ágiles como los iberos, y mientras había pastos, lo que les sobraba era carne.

Si analizas las palabras “ganado” y “haberes”, ves que cuando dices, cuanto has ganado, se entiende por cuanto dinero o riqueza has conseguido. Pero literalmente “ganado” significa “animales”.

Y la palabra vasca “aberats”, la castellana “haberes”, y la valenciana “havers” significan las tres riqueza, y parecen derivar las tres directamente, de la palabra vasca o ibérica “abere”, que significa también, “cabeza de ganado” o “res”. No olvidemos, que la riqueza en aquellos tiempos, se medía por la cantidad de animales que se tenían. Porque las tierras en un principio eran comunales.

La gran importancia del ganado en aquellos tiempos, nos demuestra igualmente la gran importancia que en aquella época tenía la “sal”, porque la única forma de poder conservar la carne era salándola, como se sigue haciendo actualmente con el jamón, la cecina, el tasajo, y todo tipo de salazones de pescado.

La “sal”, era el bien más preciado de la antigüedad, llegando a hacer el papel de moneda para el intercambio de mercancías.

De la palabra SAL, derivan multitud de palabras en este sentido, en las lenguas de Europa Occidental, como: salario, salari, salary, sale, saldo, y vascas, como: salmenta, saldu, salerazi, salketa, salkor, etc. Todas estas palabras están relacionadas con la palabra SAL, y con su relación de moneda, o como medio de pago.

Y las palabras “qué sala es”, o “qué salero tiene”, lo más seguro es que significaran en su origen “qué rica está”, o “que buena esta”, el mundo es un pañuelo, y como decía mi amigo Fcº. García Berlanga, las cosas son mucho más sencillas de lo que quieren hacernos creer.

Fotografía de Cadena Ser