Fiestas de Benidorm 2019

img-20191031-wa0004300965850279312434.jpg

Belén Richarte.- Las Fiestas de Benidorm se remontan a marzo de 1740 cuando en las costas de la Playa de Poniente apareció un barco arrastrado por un fuerte tempestad. Tras quemarlo para evitar epidemias, unos muchachos encontraron la imagen de la Virgen entre los escombros y la llevaron hasta la iglesia donde, más tarde, se le construyó una capilla, que con el paso del tiempo ha ido ampliándose y pasado a convertirse en la Iglesia Parroquial de Sant Jaume y Santa Ana. El hallazgo de la la Mare de Déu del Sofratge, tal y como los lugareños llamaron a su Virgen, se escenifica cada año en la misma playa el sábado de fiestas sobre las cinco de la tarde.

Las Fiestas de Benidorm dan comienzo el segundo fin de semana de noviembre, y unas veces más aguadas, otras con un sol radiante (la mayoría), invitan a vecinos y foráneos a salir a la calle y a unirse a alguna que otra banda de música que desde primera hora ya amenizan distintos barrios de la localidad. Este año contaremos con nueve bandas de música, además de las que contraten “les propies penyes” y en l’Associació de Penyes hay 231 censadas y otras 23 no asociadas ¡O sea qué imagínense! La música en una ciudad que ha dado grandes músicos no falta a ninguna hora del día o de la noche.

Escenificación del Hallazgo de la Virgen del Sufragio representado por la ACR La Barqueta

La capital del turismo se engalana con sus mejores galas y se organiza en “penyes”, grupos de amigos y amigas que durante cuatro días comparten local, comidas, cenas y aperitivos, fiestas varias y actuaciones nocturnas a parte de las ya programadas por la l’Associació y el Ayuntamiento Benidorm. Los blusones de “penyistes”, de cientos de colores, se echan a las calle e inundan el ambiente de fiesta pero de la buena.

Ofrenda de Flores

¡Es la otra cara de Benidorm! La cara si cabe aún más amable, la cara que quiere darle forma a la fiesta sin perder sus valores religiosos, pues son su origen, que cada año asume la Comisión de Fiestas Patronales y que tienen su máximo esplendor, el segundo sábado de noviembre, en la escenificación del Hallazgo de la Virgen en la misma Playa de Poniente donde fue hallada y en la posterior Ofrenda a la Mare de Déu en la que totes les penyes, entidades festeras y asociaciones de diverso índole del tejido social de la ciudad están presentes y con cuyos ramos de flores se adorna toda la fachada de la Iglesia Parroquial de San Jaime y Santa Ana, patronos de Benidorm. Toneladas de ramos de flores de multitud de colores que se mantienen durante todas las fiestas y que hacen las delicias de vecinos y visitantes que no dudan en hacerse la consabida foto de rigor. ¡Por color y olor que no quede!¡Porque las fiestas de Benidorm es una experiencia que nadie debería perderse!Por muchos y variados motivos.

Entrada de Penyes

Benidorm se viste durante estos días lo mejor de sí mismo. Este año lo hará, según el concejal de Fiestas, Jesús Carrobles, “con 170 arcos de bombillas, más dos coronas que se instalarán en las puertas de las casas de las reinas, además habrá otros cuatro carteles de bienvenida en las principales entradas a la ciudad y 48 dedicaciones especiales par los patronos”. Miles de luces para dar vida a una ciudad repleta de banderolas que anuncian la ubicación de les distintes penyes, calles enteras anunciando las 470 peñas en las que se tiene la puerta abierta.

También se instala el tradicional “porrat” donde encontramos las churrerías y su olor, y las castañeras y el suyo propio, y el aroma de las distintas viandas procedentes de diversas regiones de España invitan a sentarse o como poco llevarse un trocito de cielo para el paladar y tener un buen aperitivo en casa.

¡Pero lo que no puede faltar es ese olor a pólvora que nos estremece a y nos conmueve a todos! Las calles huelen a pólvora, los más pequeños siguen con la tradición. “Este año se lanzarán unos 1.600 kilos de pólvora” entre las distintas mascletás y castillos de fuegos artificiales de los que podremos disfrutar durante estos cinco días.

Baile del Peuet

¡Y es que antes, cuando llegaba noviembre en Benidorm parecía que todo se paralizaba! ¡Y afortunadamente gran parte de aquello pervive gracias a esos olores y a sus sabores. ¡Sabores que vuelve y que los peñistas ya preparan para el domingo de fiestas con el tradicional putxero amb pilotes! El domingo es el Día de la Mare de Déu y el acto más emotivo, tradicional, que tiene lugar sobre las once de la noche, es el canto de “Les Copletes” a la Virgen, al ritmo de la xirimita y el tabalet en la Plaza de San Jaime.

Pero si los más aguerridos quieren más marcha a las doce de la noche el plato fuerte lo tienen en la Plaza del Ayuntamiento con un concierto a cargo de la mítica banda “La Unión”. A todo ello hay que sumar que “les penyes” organizan sus propios conciertos y fiestas tematizadas.

Ya estamos a lunes y seguimos de fiestas y lo hacemos nada más despertar o podemos hacerlo con una gran chocolatada, a las 7:30 horas, en la Casa del Fester: para los más madrugadores o para los más trasnochadores, depende de como se mire pero la “festa” no para. !Más mascletás, más conciertos, más aperitivos, más correfocs, más procesiones, más música, más feria, más porrat,… más peñas!

Desfile de Carrozas

Hasta el miércoles que Benidorm dice adiós a sus fiestas hasta el segundo fin de semana de noviembre de 2020. ¡Y lo hace con un gran broche de oro! Ese día a las seis de la tarde comienza el Gran Desfile de Carrozas, este año saldrán a la calle 61, que con mucho esmero adornan las distintas peñas aunque las más esperadas siempre son las de las reinas y sus respectivas cortes de honor. Desde estas enormes moles tematizadas de cualquier fantasía, que hacen las delicias de niños y adultos, se lanzarán “unos 6.000 kilos de caramelos entre los que compran las peñas particularmente y los 3.000 que aporta el Consistorio”, afirma Carrobles. Caramelos que son recogidos por pequeños y no tan pequeños durante todo su recorrido, que parte del Parque de Elche y concluye en la Plaza del Ayuntamiento. Al finalizar todos corriendo volvemos al Parque y al Puerto para poder hacernos con las mejores vistas y no perdernos nada del Gran Castillo de Fuegos Artificiales acuático-aéreo con el que Benidorm dice adiós a sus Fiestas Patronales.

Feuerwerk Benidorm, Costa Blanca,Spanien

¿Cambia o no Benidorm en fiestas? Sí, muchísimo y no se pueden perder nada, porque todo es un deleite para los sentidos o sino; ¡pasen y vean!