La comunidad educativa y la ciudadanía de Benidorm se vuelcan en la recogida de material escolar para la Vega Baja

Todo el material aportado, más de medio centenar de cajas, se enviará a los centros educativos afectados por el temporal

La comunidad educativa y la ciudadanía de Benidorm se vuelcan en la recogida de material escolar para la Vega Baja

La comunidad educativa y la ciudadanía de Benidorm se han volcado con la campaña solidaria de recogida de material escolar destinado a las localidades de la Vega Baja afectadas por el temporal. Una campaña puesta en marcha y coordinada por la Agrupación Local de APAs de Benidorm, a la que el Ayuntamiento ha prestado soporte a través de las Concejalías de Educación y Juventud, que dirigen Maite Moreno y Jaime Jesús Pérez.

Tras finalizar ayer la campaña, personal de los servicios técnicos municipales ha iniciado hoy la recogida de todo el material escolar aportado por los vecinos y vecinas de Benidorm en los centros educativos de la ciudad, en las dependencias de la Concejalía de Juventud, en las extensiones administrativas municipales y en la sede de la Agrupación Local de APAs.

Según datos aportados por la concejala de Educación, el material aportado se ha distribuido en más de medio centenar de cajas, que se remitirán ahora a la FAPA Gabriel Miró para su reparto entre los escolares de las localidades de la Vega Baja. Moreno ha aseguro que “es una satisfacción ver cómo se han implicado los centros educativos de Benidorm para facilitar a los estudiantes de la Vega Baja que recuperen cuanto antes la normalidad escolar tras las fuertes lluvias que han causado estragos en la comarca”.

El edil de Juventud, por su parte, ha agradecido a la ciudadanía “la solidaridad, colaboración y respuesta rápida y comprometida que se ha tenido ante el llamamiento hecho por la Agrupación Local de APAs y el Ayuntamiento para ayudar en momentos tan complicados a nuestros vecinos de la Vega Baja”.

Pérez ha recordado que, como refuerzo a esta campaña, el próximo lunes el pleno votará una propuesta del gobierno local para “habilitar una ayuda económica extraordinaria de 10.000 euros para contribuir a paliar las necesidades más urgentes” de la población de los municipios afectados.