El pleno aprueba definitivamente el presupuesto de 2019 y pedirá a Conselleria el reajuste de anualidades del ‘Plan Edificant’

El pleno aprueba definitivamente el presupuesto de 2019 y pedir a Conselleria el reajuste de anualidades del ‘Plan Edificant’

El pleno de Benidorm aprobó ayer definitivamente, en sesión extraordinaria y por mayoría, el presupuesto municipal de 2019, que asciende a 107.417.334,72 euros. Asimismo, por unanimidad, la Corporación ha pedido a la Conselleria de Educació, Cultura i Esport el reajuste de las anualidades previstas en el ‘Plan Edificant’ para la construcción del pabellón de usos múltiples del colegio público Leonor Canalejas.

En relación al presupuesto municipal, la concejala de Hacienda, Aida García Mayor, ha recordado que respecto del año anterior, el de 2019 contempla “un incremento del 4% de los ingresos y del 4,7% de los gastos”, así como “15,4 millones de euros de inversión” y “la amortización anticipada de deuda que permitirá la cancelación del Plan de Ajuste de 2012 a 31 de diciembre de este año” en lugar de a finales de 2023.

García Mayor ha explicado que durante el periodo de exposición pública del documento, “se han presentado 25 reclamaciones, todos ellas referidas a la Valoración de Puestos de Trabajo”, que aparecía como anexo al presupuesto. En consecuencia, y “a la vista de los informes técnicos del área de Intervención”, estas alegaciones “han sido desestimadas” puesto que ninguna de ellas se acoge a los artículos previstos y tasados por la Ley para presentar reclamaciones al presupuesto. No obstante, todas estas reclamaciones, presentadas por trabajadores municipales, han sido remitidas al área de Recursos Humanos, que responderá de forma individual cada una de ellas.

La aprobación definitiva del presupuesto va a permitir liberar todos los fondos previstos en el apartado de inversiones, que supera las 15 millones de euros, de los cuales 9,9 millones son de aportación directa del Ayuntamiento. Entre las obras incluidas están algunas actualmente en ejecución como la remodelación de la avenida del Mediterráneo y de l’Ametlla del Mar, las intervenciones arqueológicas en El Castell y El Tossal, o el proyecto de Accesibilidad Universal. A estas se suman, entre otras, la remodelación de la calle Polop; la recuperación y puesta en valor de la Torre de Morales; el impulso de un Plan de Asfalto 2019; el incremento y mejora de las dotaciones de la Policía Local con la adquisición de un nuevo sistema de transmisiones; la impermeabilización de la cubierta del pabellón Raúl Mesa; o la conclusión de los vestuarios de la zona deportiva Antonio López.

Además, las cuentas para 2019 destinan 553.000 euros al Presupuesto Participativo, con el que se ejecutarán las actuaciones propuestas por la ciudadanía a través del Consejo Vecinal.

Por lo que respecta al ‘Plan Edificant’, la concejala de Educación, Maite Moreno, ha recordado que el Colegio Territorial de Arquitectos de Alicante presentó un recurso contra la adjudicación del contrato de Servicio de Asistencia técnica para la redacción del proyecto del pabellón de usos múltiples en el colegio Leonor Canalejas. Un recurso que el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TACRC) ha resuelto a favor del Ayuntamiento, pero que ha retrasado la programación para ejecutar el nuevo edificio. De ahí que se haya solicitado a Conselleria que traslade a 2020 los fondos que no se van a consumir este año y que sí se invertirán en la obra el próximo ejercicio. En estos momentos se está redactando el proyecto del pabellón que albergará en la planta baja espacios para el colegio Leonor Canalejas como comedor, cocina, sala polivalente y aseos; mientras que las tres superiores serán para el Centro de Formación de Personas Adultas –antigua EPA-.

La posibilidad de reajustar anualidades está prevista dentro del acuerdo de delegación de competencias firmado en su día por el Ayuntamiento y la Conselleria. De hecho, en 2018 fue Conselleria la que modificó las anualidades previstas inicialmente por la propia administración autonómica.