Maderoterapia

La imagen puede contener: una persona, interior

Rosa Rospigliosi visitó el pasado 27 de agosto “El Faro de Alejandría Benidorm” en calidad de ponente. La charla estuvo muy amena y didáctica. Habló sobre una técnica natural: La Madero-Terapia.

Isabel López Villanueva.- Hoy en día, conocemos muchas vías para mejorar nuestra apariencia física y favorecer nuestra salud al mismo tiempo. Algunas de ellas son milenarias, sin embargo, se popularizan cada vez con más fuerza en el presente.

La tarde prometía con gran asistencia de público, como es de costumbre, ya que todas las charlas que se imparten en esta asociación gustan y son de lo más variadas.
Rosa dio comienzo a las 18.30 horas presentándose y esclareciendo el significado de esta técnica holística: La madero-terapia, que como indica su nombre, es una terapia que consiste en aplicar masajes mediante el empleo de utensilios hechos con madera de diferentes tamaños y formas, diseñados para que se adapten a todas las zonas del cuerpo con el fin de: Equilibrar la energía del paciente.

• Reducir el nivel de estrés.
• La presión arterial.
• Combatir el insomnio.
• Aliviar dolores emocionales, musculares y articulares.
• Reafirmar y tonificar el cuerpo,
• Reducir la grasa localizada y combatir la celulitis.
• Regenera la piel y hueso en una fractura…

Y muchos beneficios más que podemos obtener a través de la madero-terapia, ya que es un método eficaz y sorprendente con beneficios para el cuerpo y la mente.

La madera de los árboles son fuentes de vida, son uno de los cinco elementos de la naturaleza, la utilizaban en las culturas orientales para fabricar utensilios con fines terapéuticos, que al principio eran pesados y difíciles de manejar, hasta que se perfeccionó a finales de los años 90 del siglo pasado y eso permitió que se pudieran utilizar directamente sobre la piel, aportando a nivel energético, equilibrio en los meridianos y en los chacras, incrementado de este modo el poder de la terapia, para que cuerpo, mente y energía se reestructuren y se equilibren, mejorando no solo el aspecto físico, sino también las emociones.

Las maderas que más energías tienen y las más utilizadas para los masajes están compuestas de: Arce, castaño, abedul, cedro, granadillo y el pino (“doctor del corazón”). Este último es ideal para cuando el estado de ánimo está bajo o no nos sentimos bien. Solo basta con reclinarse unos minutos y dejar salir el dolor emocional o sentir como el físico también va disminuyendo, cada uno tiene características distintas de curación, unos absorben las malas energías cómo el álamo, otros tratan los dolores del cuerpo, otros activan la circulación sanguínea, etc.

Algunos de los accesorios más usados en madero-terapia son:
• Rodillo liso. Sirve para activar el sistema circulatorio y linfático, y facilita la eliminación de adipocitos.
• Copa sueca. Se emplea para tratar la adiposidad localizada y modelar zonas como la cintura, los glúteos, los muslos o el abdomen.
• Tabla modeladora. Contribuye a drenar la grasa y favorece la eliminación de toxinas. Se emplea para modelar las zonas más delicadas de la piel del paciente.
Rosa expuso cada una de las herramientas que aportó, para darnos a conocer la utilidad, vitalidad y energía que proporcionan en cada masaje.

La imagen puede contener: 9 personas, personas sonriendo, personas de pie e interior

Con imágenes y buena explicación llegamos al final de la charla, para dar paso al debate que estuvo muy animado, con gran variedad de preguntas.

Muchas gracias Rosa Rospigliosi, por tu buena preparación. Hasta siempre.

                                                     “Acaba el día y dalo por terminado”