Juan Antonio Devlet Khoury ofreció una conferencia sobre El Líbano en El Faro de Alejandría

La imagen puede contener: una persona

El Faro de Alejandría Benidorm ofreció el día 2 de julio una charla-debate impartida por: Juan Antonio Devlet Khoury. El tema fue: El Líbano.

Isabel López Villanueva.- Nacido el 11 de septiembre de 1933 en Bruselas, de padres católicos con origen libanés. Es asiduo a esta asociación desde sus principios.

Juan Antonio repartió al público unos folletos orientativos sobre el tema que iba a tratar. Dio comienzo puntualmente a las 18.30 horas explicando la historia de este país de Oriente Próximo llamado oficialmente La República Libanesa. Es una de las zonas más tensas del mundo ya que limita con países como Siria al norte y al este, con Israel al sur, bañado por el mar Mediterráneo al oeste. Beirut la capital, aglutina más de la mitad de la población de todo el país. País influido por muchas culturas, se refleja la influencia arquitectónica propia de países árabes, con grandes mezquitas para la población musulmana, y a la vez grandes iglesias maronitas u ortodoxas para cristianos, y rascacielos modernos.

El ponente fue desarrollando la charla explicando que la historia de Líbano se escribe con mayúsculas y es apasionante, pueblos y civilizaciones se establecieron en ese pequeño territorio, desde los cananeos que ya vivían allí tres mil años antes de Cristo, hasta los fenicios.

Líbano es una de las primeras cunas de la civilización con sus florecientes ciudades comerciales semíticas de Byblos, Beirut, Sidón, Sarepta y Tiro, una zona que los antiguos griegos bautizaron como Fenicia. Aquí también encontramos el alfabeto más viejo conocido con 24 letras.

Habló sobre la geografía, los derechos humanos, el clima, la vegetación, del idioma oficial del país, el árabe, de las diferentes confesiones religiosas, etc. Detalló el funcionamiento de los gobiernos desde la antigüedad hasta hoy, donde el Presidente debe ser un cristiano maronita, el Primer Ministro un musulmán sunní, y el Presidente del Parlamento un musulmán chií. Los ministerios y los 128 escaños del parlamento se reparten entre las facciones cristianas y musulmanas teniendo en cuenta las diferentes sectas. Las elecciones se celebran cada cuatro años y votan todos los ciudadanos libaneses de más de 21 años.

Fenicios, griegos, romanos, bizantinos, mamelucos, otomanos, cruzados, todos codiciaron esas tierras fértiles y con excelentes puertos de mar, la madera de sus cedros y el vidrio de sus canteras. Los fenicios supieron explotarlo y difundirlo.

En la década de los 60s y 70s del pasado siglo fue la «época dorada». Beirut era conocido como el París de Oriente Medio. Había una prosperidad económica que era la envidia del entorno.

El cedro es el árbol nacional del Líbano, existen bosques realmente bellísimos. No en vano aparece en la bandera del país. Además tiene una de las mejores universidades de Oriente Próximo: la famosa Universidad Americana de Beirut.

Llegamos al final con un fuerte aplauso de agradecimiento, dando paso a las preguntas como de costumbre, todas fueron contestadas, todas. Juan Antonio hace dos años que fue la última vez que visitó el Líbano y está al tanto de sus cambios.

Para entender la mente de una persona, no te fíes en lo que dice que ha hecho o logrado. Fíjate en su actuación.