La Policía Nacional detiene en Benidorm a cinco personas por vender productos falsificados en cinco establecimientos

Los agentes intervinieron 1600 prendas presuntamente falsificadas

  • Los agentes registraron cinco establecimientos que vendían productos presuntamente falsificados de marcas de reconocido prestigio

  • Ninguno de los cinco arrestados tenía en su poder algún tipo de factura o albarán de compra que acreditara la procedencia del producto y el precio de adquisición

La Policía Nacional ha detenido en Benidorm a cinco personas por vender en sus establecimientos productos falsificados de marcas de reconocido prestigio. Los agentes intervinieron entre los cinco registros un total de 1600 prendas presuntamente falsificadas.

La investigación tuvo su inicio cuando los agentes tuvieron conocimiento de la posible venta de productos falsificados en ciertos establecimientos ubicados en la localidad de Benidorm.

Practicadas diversas gestiones, los investigadores comprobaron que efectivamente existían cinco establecimientos donde sus responsables vendían productos, la mayoría textiles, de diversas marcas de conocidas firmas de prestigioso nombre, las cuales presentaban evidentes síntomas de ser prendas falsificadas.

Las prendas presentaban baja calidad en el acabado, logotipos y anagramas presuntamente falsificados y que pretendían asimilarse a los originales. Además los policías se percataron que los precios de venta al público de estos productos eran de una cuantía muy inferior a su venta como productos originales en establecimientos autorizados y tiendas de las propias firmas.

Por todo eso, los agentes establecieron un dispositivo policial el día 13 de junio que concluyó con el registro de cinco establecimientos y la detención de sus responsables. En los registros practicados, los agentes intervinieron un total de 1.600 prendas presuntamente falsificadas.

Los cinco detenidos, acusados de cometer presuntamente un delito contra la propiedad industrial, eran varones de nacionalidades china e india y fueron puestos en libertad tras prestar declaración en dependencias policiales.

La investigación fue llevada a cabo por agentes de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de la Policía Nacional de Benidorm.