El Ayuntamiento de La Vila Joiosa cierra el resultado presupuestario de 2017 con un remanente de tesorería de más de 7 millones de euros

El Consistorio finaliza 2017 con un superávit de más de 9 millones de euros

El Ayuntamiento de La Vila Joiosa ha cerrado el ejercicio 2017 con excelentes resultados, el remanente de tesorería para gastos generales es de 7.161.343,43 lo que asegura la solvencia del Consistorio. El resultado presupuestario ajustado es de  9.402.535,23 euros.

El remanente de tesorería para gastos generales en el año 2017 muestra una importante mejora pues pasa de los -134.986,06 euros de 2016 a 7.161.343,43 euros el pasado año. El Ayuntamiento ha conseguido desde que entró el nuevo Equipo de Gobierno formado por PSOE, GpV y EU poner las arcas municipales en resultado positivo.

“Este Equipo de Gobierno tenía un objetivo muy claro, y era sanear las cuentas del Ayuntamiento que se encontraban en una malísima situación y con ello poder tener solvencia, saldar la deuda contraída en pasadas legislaturas y realizar inversiones financieramente sostenibles para que prospere nuestra ciudad. Cuando entramos en el Ayuntamiento el remanente de tesorería era de – 7.474.000 euros y hoy podemos decir que le hemos dado la vuelta completamente, situándose en más de 7 millones” ha declarado Andreu Verdú, alcalde de la Vila Joiosa.

En lo que respecta a los remanentes de crédito, se ha cerrado el año con un remanente de crédito no comprometido de 2.476.272,73 euros y un remanente de crédito comprometido de 437.496,29 euros, lo que hace un total de 2.913.769,02 euros.

El Consistorio tuvo el año pasado unos derechos reconocidos netos, ingresos, de 37.817.524,94  euros y unas obligaciones reconocidas netas, gastos, de 27.533.437,03 euros, por lo tanto, teniendo en cuenta las desviaciones negativas del ejercicio, que ascienden a 419.361,30 euros el resultado presupuestario ajustado de este año es de 9.402.535,23 euros.

Los años anteriores el resultado presupuestario fue inferior, siendo de 5.046.532,51 euros en 2015 y de 5.980.647,78 euros en 2016.

Según Joan Lloret, concejal de Hacienda “seguimos cumpliendo los objetivos y el de este año era acabar con un remanente de tesorería positivo y lo hemos cumplido con creces. Hemos sacado a este Ayuntamiento de la crítica situación financiera en la que se encontraba cuando entramos a gobernar”.