El Alcalde de Benidorm, Toni Pérez, puede ser imputado por omisión de un presunto delito

Resultado de imagen de toni pérez alcalde de benidorm

Afirma haber conocido un presunto delito que nunca denunció “porque no afectaba a los míos”

El alcalde de Benidorm, Toni Pérez, puede terminar siendo imputado en el juicio que se ha celebrado este viernes 16, al cual acudía en calidad de testigo a propuesta, de manera un tanto sorprendente, por dos actuales concejales de su equipo de Gobierno. Este juicio tenía como demandante a Leopoldo Bernabeu y como demandados a los miembros del anterior Comité de Régimen Interno de Ciudadanos por Benidorm que instruyeron su fallido expediente de expulsión.

La causa se instruye en los juzgados de Benidorm desde hace casi dos años, y desde el 9 de Noviembre de 2016 existen una medidas cautelares favorables al edil Bernabeu, en las que se le reconoce como el legítimo y único Presidente que siempre ha tenido Ciudadanos por Benidorm.

Toni Pérez, a preguntas del abogado defensor, ha reconocido que asistió a una reunión en el Hotel Rambla de Benidorm el día 27 de febrero de 2016, previa llamada del empresario Rasil Taleb, y en la que también se encontraban los concejales Arturo Cabrillo y Paquita Ripoll, además de los asesores municipales Fran Noguerol y José Luis Ferré. En la misma, y siempre según afirmó el alcalde, se le dio conocimiento de unas presuntas pruebas que implicaban al edil Bernabeu en una supuesta compra de votos a través de watsap, motivo por el que la jueza le preguntó si tales hechos los había puesto en conocimiento de la autoridad. Toni Pérez, en una de las más desafortunadas declaraciones que se le recuerda, dijo que no “porque no afecta a ninguno de los concejales de mi grupo de Gobierno”. La jueza le preguntó entonces si no era el alcalde de todos los benidormenses y su obligación era, conociendo un presunto delito, ponerlo en conocimiento de las autoridades competentes. Intentó el alcalde en ese momento dar todo tipo de explicaciones, pero la jueza le interrumpió con un sonoro “no me diga nada más que ya me ha dejado el tema claro”.

Las declaraciones prosiguieron y con cada una de ellas iba plasmándose con mayor claridad la evidente relación existente entre los hechos juzgados y el cambio de actitud de los diferentes actores que actuaron en contra de Bernabeu. La celebración de un Pleno Extraordinario para aprobar los presupuestos Municipales, algo que hasta ese momento le había sido imposible al alcalde Toni Pérez, convocado tan sólo 10 días después de la reunión del alcalde en el Hotel Rambla con los antes citados y en el que estos dos concejales, Cabrillo y Ripoll, votaron a favor, una posición que no era la defendida por el Portavoz del partido en ese momento, Leopoldo Bernabeu, puso ante el espejo toda la verdad de este serial. Es público y notorio que a día de hoy ambos ediles, Cabrillo y Ripoll, son miembros del equipo de Gobierno y sus asesores son, curiosamente, los otros dos miembros que se dieron cita en aquella reunión en un hotel, Fran Noguerol y José Luis Ferré.

Con todo lo expuesto, y una abrumadora exhibición de amnesia por parte del resto de declarantes, Cabrillo, Ripoll y dos antiguos afiliados, con respecto a todos los hechos acontecidos en aquel momento, finalizó el juicio que ha quedado suspendido a la espera de la resolución del solicitado sobreseimiento por parte de la defensa de Bernabeu, con respecto a la denuncia que por vía penal se interpuso en esta causa. Hay que recordar que hace ya 16 meses las investigaciones llevadas a cabo por UDEF dejaron plasmado en un extenso informe que no había prueba alguna que sostuviera dicha denuncia contra Bernabeu. Para llegar a aquella conclusión se investigó los móviles tanto de Leopoldo Bernabeu como del empresario Rasil Taleb.