Injusta derrota para un Benidorm CD que mereció más

Con un resultado final de dos a uno con victoria para el Gandía, los de Adolfo Soto encadenan la segunda derrota consecutiva en un encuentro plagado de polémica.

En una primera mitad donde el Benidorm Club Deportivo dominó de principio a fin, éstos se pondrían por delante en una brillante ejecución de falta del dorsal número diez, Borja Mir, que en un gol de listo, disparó raso y contundente por debajo de la barrera para abrir la lata.

Mientras el reloj seguía corriendo, los jugadores del Benidorm mostraban un buen fútbol en la cancha, triangulando y abriendo espacios a través de las bandas, pero no llegarían a culminar el segundo tanto. Cosa que aprovecharían bien los locales, que en un córner en el área visitante, el balón no acabaría siendo despejado por el guardameta que acabaría en mitad del área, y el Gandía conseguiría el empate a uno en el luminoso.

Ya en la segunda parte, la posesión no recayó tanto en el Benidorm, el juego tendría muchas más idas y venidas que en la primera mitad, a pesar de que los foráneos tuvieron más de una ocasión para ponerse por delante, además de estar seguros y contundentes en la zaga benidormense, evitando todo acercamiento posible del Gandía.

Pero ya en la recta final, cuando apenas restaban diez minutos para el pitido del colegiado, otro mal despeje en el área visitante provocaría el segundo gol del Gandía. No obstante, después de lo acontecido en el terreno de juego, no se vería más futbol, pues un energúmeno, golpeó a un jugador del Benidorm CD desde el córner, provocando una trifulca donde de momento el único perjudicado es el propio Benidorm Club Deportivo y sus jugadores, que además del golpe, ni tan siquiera verían como el colegiado añadiría ni un minuto más de juego tras que el balón volviera a rodar.

Poca valentía de un árbitro que vio la trifulca desde muy lejos,  como un espectador más, delegando la responsabilidad en su juez de línea, y que por si fuese poco,  pitó rápido y corriendo el final del encuentro para marcharse del campo lo antes posible, eso sí, sin antes expulsar a uno de los defensas del Benidorm CD por recriminarle dicha acción.

Resultado final de dos a uno y triste y dantesco espectáculo en Gandía, que se adelanta en la tabla de clasificación al Benidorm CD, donde éste último ya espera al Castellonense para la próxima jornada en el Guillermo Amor.