Benidorm instala 15 nuevas marquesinas en las paradas de autobús con sistemas de información a los usuarios

El Ayuntamiento ha iniciado la actuación para mejorar el servicio y para reponer algunas que estaban obsoletas

Benidorm ha iniciado la instalación de 15 nuevas marquesinas de autobús a lo largo de toda la ciudad para mejorar el servicio que se ofrece a los usuarios del transporte público. De hecho, cinco de las quince previstas ya están instaladas y el resto lo irán haciendo de forma continua a medida que vayan finalizando las anteriores, todas ellas con cargo a la inversión del contrato de mobiliario urbano.

Según ha detallado el concejal de Movilidad, José Ramón González de Zárate, ya se han puesto estas nuevas marquesinas en la calle Primavera, en el aparcamiento disuasorio del Sal de l’Aigüa y dos más en la calle Langreo y está pendiente de finalizar otra más en la avenida Beniardá.

El motivo de la colocación de estos nuevos elementos obedece no solo a “dotar de mayor comodidad a los usuarios” sino también a la necesidad de reposición de marquesinas que están obsoletas. La instalación incluye en todas ellas un sistema con información al pasajero para que este sepa los horarios y la frecuencia de paso de los autobuses urbanos.

“Se trata de una reivindicación ciudadana muy importante a la que estamos dando cumplimiento a través de la concesión del servicio de mobiliario urbano” ha explicado el concejal, que ha afirmado “entender perfectamente” las demandas de los usuarios “porque esperar el bus en un banco o de pie sin tener sombra y con estas temperaturas es muy incómodo”.

González de Zárate ha señalado que el gobierno municipal “recoge las reivindicaciones  vecinales y las intenta hacer realidad”. A este respecto ha destacado que los nuevos elementos estarán dotados “de información con nuevas tecnologías para dar a conocer el horario de los autobuses con el fin de modernizar, actualizar y ofrecer el mejor servicio a los ciudadanos”.