Benidorm inicia hoy la renovación de infraestructuras y mejora de la accesibilidad en la avenida Beniardá

La intervención tiene un plazo de ejecución de seis meses y un presupuesto de 771.126 euros

El Ayuntamiento de Benidorm comenzará hoy lunes las obras de renovación de las infraestructuras de agua potable y alcantarillado y mejora de la accesibilidad de la avenida Beniardá, trabajos que abarcarán el tramo comprendido entre la avenida Alfonso Puchades y la calle Relleu.

El alcalde de Benidorm, Toni Pérez, junto con el concejal de Espacio Público, José Ramón González de Zárate, y miembros del equipo de gobierno, han presentado ‘in situ’ hoy esta actuación que tendrá un plazo de ejecución de seis meses y un presupuesto base de licitación de 771.126,93 euros.

La obra conllevará, entre otros ámbitos, la renovación de la red de agua potable. En concreto 656 metros de la red, que ahora es de fibrocemento y que se sustituirá por tubería de fundición dúctil de diámetros entre 450 y 100 milímetros. También se ejecutará la renovación de 14 acometidas domiciliarias y la instalación de cuatro hidrantes enterrados antiincendios.

En cuanto a la red de alcantarillado se rehabilitarán 162 metros de colector de la red de residuales con la colocación de una manga de fibra de vidrio con resina de poliéster.

Estas tareas se complementarán con los trabajos en superficie, que afectarán al pavimento, la señalización y el mobiliario urbano. Así, por un lado se pavimentarán 3.369 metros cuadrados con baldosa hexagonal, similar a la que ya existe en los tramos ejecutados de la avenida. También se crearán orejetas para la protección de los peatones y se formarán vados peatonales en los cruces mediante el rebaje del rasante de las aceras.

De igual modo se formarán itinerarios mediante pavimento podotáctil, de botón y direccional según marca la normativa de accesibilidad y se ha proyectado la señalización de este pavimento de los desniveles existentes y bordes de fachada en soportales. A ello se añade la colocación de nuevo mobiliario urbano y la reposición de la señalización vial.

La intervención está programada en cinco fases, según los tramos de calle afectados “para hacer la intervención más cómoda” ha explicado el alcalde. Así, la primera fase abarca el tramo desde Alfonso Puchades hasta la calle Orxeta. La segunda fase irá desde la confluencia de Jaime I y Montera hasta la calle Alcalá. La tercera ocupará el tramo de la avenida que va desde la calle Orxeta hasta la calle La Nucía. La cuarta será el tramo desde La Nucía hasta la calle Sella y la última fase comprenderá desde la calle Sella hasta la calle Relleu. No obstante, la ejecución de las fases no se realizará necesariamente en este orden, “sino que el desarrollo de las mismas irá en función de las necesidades y de la coordinación con Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana en los trabajos de soterramiento de la avenida Beniardá que se ejecutan desde hace meses” ha precisado el alcalde.

Toni Pérez ha resaltado en la presentación de las obras “la importante apuesta por la accesibilidad y la renovación constante de las infraestructuras allá donde es necesario”, que en este caso se complementan con los trabajos de renovación de infraestructuras que se han realizado ya en la acera izquierda de la avenida en dirección a La Nucía o las actuaciones de renovación de servicios ejecutada en las calles Orxeta, Relleu, Sella o Callosa d’En Sarrià.

El alcalde, asimismo, ha destacado que con esta actuación la avenida Beniardá “sigue su transformación en un bulevar, como era nuestro compromiso, con una importante mejora en la escena urbana, en el mobiliario, la iluminación y el arbolado facilitando y promoviendo el acceso peatonal al futuro centro comercial a través de una avenida que estará completamente renovada”.

Pérez, que ha tildado la obras “de mucha enjundia”, ha reseñado que “enero es un buen mes para empezar estas obras” porque su inicio coincide con el comienzo de los trabajos debajo de la vía del TRAM, que desde la noche del domingo dejará de operar durante tres semanas para las labores de excavación en ese punto.

El primer edil ha concluido señalando que las principales avenidas de la ciudad “habrán logrado una óptima renovación en muy poco tiempo” gracias a las actuaciones emprendidas en estos años. “Las calles tienen que ser para la gente” ha finalizado.